Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

martes, 10 de septiembre de 2019

RITUAL DE LA VELA DE MIEL (11 Y 22 DE CADA MES)


 Ritual de la vela de miel
11 y 22 de cada mes

Las velas de miel, son velas hechas con cera de abeja virgen, las puedes hacer tú misma o bien comprarlas ya hechas. Si es posible, yo te recomiendo hacerlas en casa, todo lo hecho por ti tiene un valor especial y es como más natural, además de llevar tu energía, algo a lo que no prestamos mucha atención, pero que es muy significativo.

Hacer una vela es muy sencillo, tienes que derretir la cera (ya sea de abeja, parafina, soja…) sin sobrecalentarla, teniendo en cuenta que cada tipo de cera tiene un punto de fusión diferente, añadir color si lo deseas y cuando haya bajado un poco la temperatura, puedes incorporar aceites esenciales para darles aroma, pétalos de flores, cuarzos, etc. Todo depende de la intencionalidad para la que estás creando esa vela... Cuando veas que la cera empieza a cambiar un poco de consistencia y textura, entonces la pasas al recipiente que vas a utilizar para hacer tu vela. Has de tener en cuenta que la cera de soja necesita un soporte, funde muy rápido y siempre hay que ponerla en algún tipo de contenedor o vaso porque de lo contrario se desplomaría. Las otras dos, no es necesario porque su dureza y punto de fusión es mayor. No he utilizado otro tipo de ceras, con lo cual no os puedo hacer ninguna recomendación sobre otras, sí deciros que hay distintos grados dentro de la parafina y según para qué las deseéis es mejor elegir unos u otros. En mi caso, desde que probé la cera de soja, decidí dejar atrás la parafina, pero dependiendo del tipo de vela que desees hacer, necesitarás ceras distintas, también la hay de coco, que es parecida a la soja, y se utiliza para hacer velas para masaje por su bajo punto de fusión.

Para hacer las velas de miel o cera de abeja (que es lo que nos ocupa en esta ocasión), necesitas cera de abeja, o planchas de las que ya venden hechas. Las planchas tiene forma de panal y son muy fáciles de utilizar, tan solo has de cortarla a la medida de la vela que quieras hacer (se hace fácilmente con un cúter), se pone la mecha en uno de los extremos y con mucha paciencia y cuidado se va enrollando despacio y apretadita en torno a la mecha. Se puede utilizar un secador para ayudarte a dar un poco de calor a la plancha si la temperatura ambiente es fría y la plancha está muy rígida. Puedes cortarla de formas diversas para obtener velas con distintas formas o acabados.

La otra manera de hacerlas es con cera de abeja en barra o en escamas. Puedes poner la cera directamente en un cazo para derretirla o hacerlo al “baño maría”. El punto de fusión de la cera de abeja es de unos 60ºC, en este caso, utilizaríamos un molde para hacerlas o en su defecto un vaso para verterla, sin olvidarnos de la mecha de algodón para prenderla cuando vayamos a utilizarla.

Hay personas que utilizan la cera directamente sacada del panal. Hacen todo el proceso de derretir y filtrar la cera y cuando la cera está limpia de impurezas, proceden como acabamos de explicar para hacer sus velitas. Estas velas son respetuosas con el medio ambiente y no producen contaminación ni toxicidad, además ayudan a eliminar los restos del material que las abejas utilizan para elaborar su miel.

El ritual de la vela de miel es muy sencillo, hay más de una versión por la red, pero yo os voy a contar en primer lugar la que me enseñó Carola, ella hace unas velitas maravillosas y las hace siguiendo todo el proceso desde el inicio, compra la cera a un apicultor, la derrite, la filtra para eliminar las impurezas y después hace las velitas, prepara los paquetitos con las dos velitas que hacen falta para el mes junto con la explicación del ritual para utilizarlas correctamente, ofreciendo además información sobre sus propiedades y beneficios. 

Este ritual se hace los días 11 y 22 de cada mes. Según la numerología estos son números maestros, eso quiere decir que son días especiales, con energías especiales y que todo lo que se haga esos días, en cierto sentido se potencia y será más exitoso pues esa energía de la que hablamos está más conectada con el Universo. Según se dice el día 11 nos ayuda a abrir nuestros caminos terrenales porque su energía ayuda a potenciar nuestra fuerza de modo que nos resulta más fácil conseguir nuestros objetivos. El día 22 representa a la luz espiritual, la energía de este día, por tanto, nos va a ayudar a alcanzar el equilibrio espiritual, el número 22 está además relacionado con la realización de grandes obras y proyectos para la humanidad.

Carola me contó que ella hace este ritual los días 11 y 22 de cada mes para aprovechar esa energía mágica, no es necesario hacer nada a las velas, pues estas velas de miel llenas de vida no necesitan ser ungidas ni consagradas, la miel ya hace ese trabajo por sí sola. Lo que sí puedes hacer es coger la vela durante unos minutos entre tus manos, sentir su energía mientras le trasmites la tuya y meditar un poquito con ella antes de encenderla. La vela hay que prenderla siempre con cerillas de madera (evitar por tanto encendedores eléctricos o mecheros) y tiene que consumirse por completo durante el día, cuando se haya consumido, los restos se pueden tirar a una corriente de agua (o en su defecto a la basura). Ella dice que no hay que pedir nada, puesto que el Universo ya sabe lo que necesitas y él te lo traerá. Yo la siento más bien como una vela de agradecimiento por todo lo que recibimos y seguimos recibiendo. Además, cuanto más estamos en la energía del agradecimiento, más bendecidos somos, al contrario que cuando estamos en la energía de la queja, cuanto más te quejas, más situaciones de queja se manifiestan en tu vida.

La vela de miel cambia la energía de tu hogar, es una vela que endulza y armoniza favoreciendo la prosperidad y aportando tranquilidad, su aroma es delicado y exquisito. Al prenderla y calentarse la cera, desprende iones negativos que ayudan eliminar los iones positivos que emiten los aparatos eléctricos que solemos tener en casa, es por ello que decimos que cambia la energía transformándola y haciendo de tu hogar un lugar más acogedor en todos los sentidos.



Buscando información para documentarme sobre el tema, he encontrado otro modo de hacer este ritual, el ritual en sí es igual, pero en este caso sí que se hace una petición para conseguir algo que se necesite, se desee o se quiera atraer a vida de uno, mejorar la salud propia o de alguien o endulzar una situación que se ha tornado difícil. Si utilizas una vela de miel de las que van enrolladas, algunas personas escriben su petición en un papelito, desenrollan una parte de la vela con cuidado, meten el papelito con la petición dentro de ella y vuelven a enrollarla dejando el papelito dentro. La vela debe prenderse por la mañana, para que dé tiempo a que se queme por completo, ya que estas velas hay que dejarlas consumir en su totalidad y dentro del mismo día. Los restos de las velas de miel no se leen. Si tu vela de miel no es de las que van enrolladas y quieres hacer la petición, puedes escribirla igualmente en un papelito y dejarla debajo de la vela mientras esta va consumiéndose, puedes guardar el papelito con la petición para quemarlo en la vela que prendas el 22, o bien quemarlo en la llama de la vela ya prendida antes de que se consuma por completo, con cuidado de no quemarte. Otro modo de hacer la petición es coger la vela entre las manos y meditar con ella unos minutos antes de encenderla. Durante ese tiempo puedes pedir a la vela aquello que necesitas que se manifieste en tu vida mientras lo vas visualizando y le darás las gracias.

Hay más rituales: con tres velas, con una vela de miel el 11 y una vela morada el 22, etc., pero yo hoy quiero presentaros esta opción para no liarnos mucho.


La miel es considerada como un símbolo del “Yo Superior”, con lo cual puede ayudarnos a conseguir nuestros objetivos y potenciar la abundancia y la prosperidad, además de mejorar también el amor, el sexo, la felicidad y las energías positivas. Se dice que su poder es tan grande que hay que tener cuidado con lo que se pide y pronunciarlo de forma clara.
 


Esta tarde he preparado mis velitas con cera de abeja que tenía en casa y un molde que he comprado hace poco y está recién estrenado. Pasado mañana prenderé la primera vela de miel en casa y aunque no hay que olvidar que nosotros tenemos que poner de nuestra parte, quedo abierta a todo el bien que el Universo me quiera enviar.

Si no encuentras velas de cera de abeja, puedes utilizar una vela blanca y ungirla con miel.

Si no puedes esperar hasta el día 11 o 22, puedes encender tu vela de miel cualquier día del mes si así lo necesitas, pero recuerda que estos dos días en concreto son mucho más propicios.

Si decides hacer este ritual, puedes contarme en comentarios qué tal te ha ido y así compartimos experiencias.

¡Qué la miel te llene de vida y dulzura!

No quiero olvidarme de agradecer a Carola por compartir conmigo este precioso ritual y su modo de prepararlo y hacerlo. Muchísimas gracias por tu generosidad y por permitirme compartirlo aquí, en este espacio sagrado para mí.

©Paqui Sánchez

Si compartes, copias o reproduces el artículo, por favor respeta los créditos.
¡¡¡Gracias!!! ¡¡¡Bendiciones!!!



©Paqui Sánchez

6 comentarios:

  1. Holaaaa, muy interesante :) Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Me alegra que te lo parezca, ya me cuentas si decides hacerlo.

      Besos

      Eliminar
  2. Me ha encantado, muy interesante, intentare hacerlo y te cuento...¡¡¡
    Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho.

      Seguro que tienes una experiencia maravillosa. Yo lo hice el 11, el 22 no pude porque no quería dejar la vela encendida sola en casa. Estoy deseando que vuelva a llegar el 11 para prender otra velita de miel y estar atenta a ver cómo se manifiesta la encomiable gratitud del Universo.

      Cuéntame, sí, por favor, que me encanta saber si las cosas que pruebo y publico sirven también para los demás.

      Un abrazo iluminado.

      Eliminar
    2. Hola de nuevo, no puede hacerlo.... pero el próximo lunes 11.11 lo haré, ya tengo las velas. Voy hacer una publicación en facebook y etiquetare tu pagina. Un Saludo

      Eliminar
    3. Estupendo, vi la publicación esta tarde. Muchas gracias!!!

      Como te dije por allí, este 11.11 es mucho más especial y con una energía tremenda. Es el famoso portal que comenzó en el 11.11.11 y que nos trae energías de cambio y renovación.

      Espero y deseo que esa velita te aporte un montón de regalos.

      Bendiciones.

      Eliminar

✿•*¨`*•.Déjanos una chispita de tu sabiduría.•*¨`*•✿

༺♥༻ ༺♥༻ Gracias ༺♥༻ ༺♥༻