Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

martes, 30 de junio de 2020

SIETE HÁBITOS DE UNA BRUJA SOLITARIA

Siete Hábitos de una Bruja Solitaria

“Pero, ¿qué haces?” – Me preguntan muy a menudo, una vez que el tema de que soy una bruja solitaria aparece: “¿Qué tipo de hábitos sigues…? ¿Cómo invitas la magia a tus días?”

Soy bastante solitaria por naturaleza, pero amo compartir sobre magia. La magia es compartir. Cuando alguien es desalentada por la palabra bruja, explico lo que realmente significa: “mujer sabia” o simplemente, alguien entrenada en las artes de la comunicación con la naturaleza y todo aquel poder invisible que hace girar los planetas y gobierna las mareas.

Para mí ese poder es Universo, Diosa, Dios, Creador… indistintamente, le coloco nombre de acuerdo a mis necesidades o estado de ánimo. Mis días fluyen como los de cualquiera, con la excepción de las siguientes disciplinas, las cuales he adaptado a mi propia personalidad y a la magia que necesito llevar a cabo en determinados días. Yo diría que estas prácticas serían muy útiles para cualquier persona y cualquiera podría incorporarlas a su vida y experimentar lo que la magia realmente es: Una cooperación con la energía universal para atraer o formar acontecimientos en nuestras vidas.

Cuando me involucro en un ritual mágico, no estoy demandando al Universo a que haga mi voluntad, ni estoy actuando por medio del ego para forzar las leyes naturales a mi antojo. No… Estoy trabajando con la naturaleza, con la Diosa. Conjuros que combinan oración con intención para crear un resultado satisfactorio para mí.

Sin ser disciplinada en estos siete hábitos diarios, me resultaría difícil crear magia de ningún tipo.

* Meditación / Silencio

Toda sabiduría se puede acceder por medio de la meditación. Mediante la práctica de la “no mente” y el caer en el abismo de “todo lo que es”, encuentro la paz interna y me desprendo del conflicto interno.

Ansío el silencio. Una gran parte de mi día lo paso de esta manera. Aunque me gusta la música, y el hablar con los demás, sin silencio no sería capaz de acceder a mi verdad.

La práctica de la meditación diaria me permite aprovechar mi creatividad. Es alimento para mi espíritu. Es una conexión con mis guías que suelen utilizar mi tiempo de meditación para comunicarse conmigo. Dentro del Vacío, me hago. Sólo en silencio puedo conocer mi verdadero yo.

El silencio y la meditación me dejan abierta a la magia. De no ser así, estaría tratando de hacer magia con mi mente y las cosas que he aprendido de los libros. En el silencio, puedo crear la magia desde un lugar del recuerdo.

* Conexión a tierra

Es muy importante conectar a la tierra todos los días. Esto me impide ponerme distraída e interrumpida. Para conectar, empiezo por saludar el mundo exterior, hablando a la naturaleza… por lo general digo “Hola madre” mientras tomo una bocanada de aire fresco. Aprovecho este tiempo para llenar los comederos de aves.

A menudo, ya he sido saludada por un cuervo o una ardilla o un gato silvestre que me suelen visitar, todos indicándome a su manera, que es hora de salir de la cama. Mi pareja se ha tenido que acostumbrar a estas interacciones un poco ruidosas ya que todos aprendieron cual es la ventana de mi dormitorio y sientan guardia a su alrededor.

Si el clima coopera, me siento con mi árbol favorito y tomo tres respiraciones profundas, mientras imagino formaciones de raíces que crecen y se conectan al bajo mundo. Otras veces me imagino esto mismo mientras medito dentro de mi casa. Antes de pasar a mis tareas mañaneras, doy las gracias al árbol con el que he conectado y le pregunto si tiene algún mensaje para mí.

Con el bosque a mi puerta, soy afortunada de tener acceso a la magia que sucede allí de forma natural. Puedo recurrir a los elementos mientras camino por los senderos. Con el tiempo, una va desarrollando una sensibilidad para las hadas y duendes que acompañan la caminata… y les perdonas sus travesuras, como cuando tropiezas con raíces o te ortigas con espinas, si les ignoras.

* Smudging (atadillos de hierbas)

El “smudging” (limpia con ramillete de hierbas) es una práctica que tomé prestada de los pueblos aborígenes de mi país (Canadá), usando salvia, cedro y hierba dulce. Es una manera de despejar las energías de la casa y mi campo de energía personal, invocando espíritus que guíen mi camino mágico y pidiendo una limpieza de aura. Lo hago sobre el centro del corazón, ojos, boca, garganta, el chakra de la corona, todos los demás chakras y bajo los pies. De esta manera albergo la esperanza de mantenerme en mi verdadero camino por el día, y de mantener mis palabras dulces, mis ojos honestos y mi energía equilibrada.

Me encanta el exquisito aroma de las hierbas humeantes, y agradezco siempre a las divinidades de las plantas individuales por compartirme su sabiduría y curación. Algunas veces hago mis propios ramilletes y otras veces las compro ya hechas.

* La Naturaleza como mi Maestra

Cada día es una nueva conexión con la Madre Tierra. Me tomo el tiempo para apreciar los rayos del sol a través de los árboles. Me deleito con los pájaros que cantan su canción de la mañana, juego con mi colección de cristales, los sostengo buscando su sabiduría y uso hierbas en todo lo que cocino.

Tengo una colección de morteros que utilizo para moler semillas para mi cereal de desayuno o hierbas para sazonar mis huevos. Preparo tés de hierbas que he recogido y se secado en el jardín. Recojo champiñones y los uso para sabrosas comidas. La naturaleza me mantiene en contacto con lo que es real en un mundo complicado. Mediante el uso de hierbas para la salud, exploro las respuestas ocultas dentro de la generosidad de la naturaleza.

Con los años he llegado a elaborar mis propios vinagres, aceites esenciales, bálsamos para la piel, tinturas y pomadas para mantener la salud o tratar las dolencias. Si escuchas con atención, la naturaleza, hablará en volúmenes, y te guiará a una comprensión más profunda de la relación entre los seres humanos y el planeta en que vivimos.

* Consultando mi Oráculos: Runas y Tarot

Cada bruja tiene su oráculo favorito. Yo uso las runas y las cartas del tarot para consulta. Algunas usan cristales o una bola de cristal, otras hojas de té, llamas de fuego, tiran caracoles o usan el I Ching. Si se usa con lealtad, una genera un vínculo especial con su oráculo y puede contar con él para verdadera guía.

Me gusta mantener mis oráculos en la mesita de noche para consultar mientras realizo el viaje astral durante el sueño. La mente inconsciente es muy abierta a las conexiones mágicas, mucho más que la consciente. Cuando deseo saber más acerca de una determinada carta del tarot, la pongo debajo de la almohada. Mis runas, a menudo se hallan esparcidas junto a mí mientras escribo, ofreciéndome inspiración. Mientras escribía mi novela, las runas me mantuvieron conectada a los personajes de mi libro. Mis manos se solían deslizar sobre las piedras frías cuando necesitaba “sentir” la esencia de un personaje en especial.

Si deseas utilizar un oráculo como parte de tu vida diaria, tómate tu tiempo para elegirlo. Es un proceso de descubrimiento verdaderamente encantador.

* Conexión con mis Herramientas Mágicas

Mi altar está decorado con todas las herramientas de mi oficio. Me gusta honrar el espacio de mi altar limpiándolo de vez en cuando, tocando mis herramientas, encendiendo velas, haciéndole smudging a la zona, agregando o quitando cristales conforme cambian mis necesidades o los aquelarres de cambio de estación llegan.

Las herramientas que utilizas como mujer sabia son tuyas propias y no han de ser tocadas por nadie a menos que les des un permiso especial.

Yo no muestro mi altar a quien pudiera menospreciar su belleza o importancia para mi trabajo. Es un espacio sagrado. A veces me arrodillo delante de él en oración, a veces es mi lugar de meditación. Es un lugar en el que dejo mi corazón abrirse y trabajo lo mejor de mi magia. Una vez que hayas creado un espacio tan sagrado, te preguntarás cómo hiciste antes sin él. Es tu hogar.

* Diario: Mi libro de las sombras

Tengo muchos diarios, cada uno con un propósito específico. Pero el más importante de los diarios que mantengo, es el libro de las sombras. Allí grabo sueños, inspiraciones, hechizos lanzados y sus resultados, oraciones, intenciones y toda la información necesaria para mi trabajo mágico. El Libro de las Sombras es una impresión especial de mis actividades diarias como bruja.

Conforme pasa el tiempo, la magia crece dentro de las páginas. Es un misterio cómo sucede esto, pero es una acumulación de fuerzas de lo que se ha escrito, y puedo leer detenidamente el contenido para encontrar sabiduría que se me ha escapado antes. Este es el diario que no comparto con nadie, ni siquiera con mi amado. Me gusta incluir citas de escritos de otras brujas allí también, y así, invitar su conocimiento a mi trabajo.

El libro de las sombras es el mapa de la práctica de las brujas. Al igual que el altar, es muy sagrado. La creación de tal libro es muy satisfactoria y te prometo que si fueras a comenzar uno, te descubrirías a ti misma entre sus páginas.

Por su cuenta, estas 7 prácticas son en apariencia benignas y como se puede ver, cualquiera puede hacerlas. Juntas, ellas se reúnen en un ritual que abre vías a reinos normalmente ocultos a la mente consciente.

La magia es simplemente una intención de llegar a buenos términos. Todas somos mujeres sabias, está en nuestros huesos. Tal vez te gustaría entrar en este mundo mágico, siguiendo los siete hábitos de una bruja solitaria.

Artículo de Monika Carless para The Elephant Journal

 

“El mundo está lleno de cosas mágicas, esperando pacientemente a que nuestros sentidos las perciban.”

William Butler Yeats


©Paqui Sánchez

©Paqui Sánchez

martes, 23 de junio de 2020

LA NOCHE DE SAN JUAN DESDE CASA


La noche de San Juan desde casa

En el blog hay varios artículos dedicados a la mágica noche de San Juan, momento tradicional en el que muchos de nosotros celebramos el solsticio de verano en el hemisferio norte. Sin embargo, debido a las circunstancias que hemos vivido y estamos viviendo por la pandemia de la Covid-19, en mi ciudad se ha prohibido este año ir a las playas a encender la hoguera y celebrar. Lo bueno de esto, que siempre hay que tenerlo en cuenta, es que mañana aparecerá todo el litoral limpio y sin rastro de basuras, pues no habrá habido "humanos" ensuciando. Aun así, podemos celebrar esta mágica noche en casa sin ningún problema.


¿Cómo celebrar desde casa?

Muy sencillo, sustituimos la hoguera por una vela, la podemos preparar con un pequeño ritual poniéndola en el centro de un platito sobre el que habremos hecho un círculo de protección con sal marina gruesa y que podemos adornar con 5 ramitas de romero, que también nos ayudará a proteger y potenciar nuestro ritual. Pero también podemos encenderla sola si así lo sentimos.

Por otro lado, escribimos nuestros deseos y pedimos por aquello que deseamos que llegue a nosotros, o bien por algo que queramos que se vaya. Por cada deseo que escribamos, saltaremos por encima de la vela (nuestra hoguera improvisada) tres veces. Después podemos quemar el papelito con el deseo pedido con la llama de la vela, con cuidado de no quemarnos. Yo suelo utilizar un cuenco ignífugo de barro que tengo para estos rituales.

Para que los deseos se cumplan, es importante que los hayamos meditado muy bien, debemos valorar aquello que queremos pedir y saber que todo efecto tiene una causa, quiero decir con ello, que nuestro deseo puede modificar cosas en nuestra vida y debemos estar preparados para ello y tenerlo en cuenta. Es bueno valorarlo todo desde distintos ángulos a la hora de hacer peticiones. Otra cosa que hemos de hacer es, una vez que tenemos nuestro deseo y estamos seguros de él, visualizarlo como si ya se hubiera cumplido. Mientras saltamos la hoguera, o la vela en este caso, lo haremos visualizando que nuestro deseo ya se ha cumplido.

Esta noche o durante el día de mañana, también es momento de utilizar oráculos, runas, tarot, etc. Se puede sacar una carta o una runa para saber cómo serán nuestros próximos 3 meses, hasta la llegada del equinoccio de otoño para el hemisferio norte, o el de primavera para el hemisferio sur.

Es una noche en la que la magia aparece aunque no creas en ella, los velos que nos separan del mundo feérico y de la magia se diluyen. Era el momento en el que nuestros ancestros, los antiguos celtas salían al campo a recolectar las plantas que iban a necesitar para los siguientes meses, incluso para todo el año. Debido a que sus propiedades se veían incrementadas durante esta noche. Como para ellos el día empezaba al ponerse el sol, la celebración comenzaba durante la noche, para nosotros a partir de las 12 de la noche del 23 al 24 de junio.

También es noche de ver danzar a las hadas, las podemos encontrar tocando el laúd o el arpa, cantando y festejando con los duendes y otros seres mágicos.

Aprovecha mañana para salir a pasear por el campo o por algún parque de tu ciudad y contemplar la naturaleza y su magia, la magia de la creación.

Come sano, pues los eclipses de este mes, cuyos efectos aún se notan, nos han dado fuertes dolores de cabeza, insomnio, sensación de mareo y en ocasiones pérdida de control amén de importantes cambios de humor. Además aún nos queda otro eclipse penumbral de luna para el próximo 5 de julio. Por tanto es importante comer bien y beber mucha agua o infusiones, la alimentación y el ejercicio siempre nos ayudan a encontrar mejor el equilibrio en caso de que así lo necesitemos.

Escucha música, medita, tómate un momento para hacer aquello que te gusta y que disfrutas haciendo. Respira, respira conscientemente, oxigena todas tus células regalándoles aire limpio y pensamientos positivos.

Aprovecha para hacer limpiezas, sobre todo de basuras mentales. Párate un momento para echar un vistazo a tu vida, revisa qué está bien y qué necesitaría un cambio. Toma decisiones sobre lo que quieres hacer de ahora en adelante y empieza a caminar en esa nueva dirección, con positividad, con ilusión, con alegría, con entusiasmo, con ganas de vivir cada segundo. Este año nos hemos perdido muchos momentos, que eso nos enseñe a valorar mucho más lo que tenemos y a disfrutar de nuestros seres queridos, de la naturaleza, de todo aquello que nos haga felices.

Por tanto, haz aquello que te haga feliz sin herir a nadie, por tu mayor bien y por el bien de todos los que están contigo. Así podrás elevar tu vibración y mantenerte positivo.

Esta mañana compartí en Facebook una receta mágica para hacer agua de flores de San Juan. Cuenta la leyenda que esta agua de flores se llenaba de propiedades mágicas durante la noche de San Juan, de modo al lavarte la cara por la mañana con ella, te rejuvenecía, te aportaba belleza y te daba fuerza, energía y renovación para afrontar la nueva estación.

Si quieres, aún puedes hacer el agua de flores mágica de San Juan.

Agua de Flores Mágica de San Juan

Necesitas agua y algunas plantas para que dejen en el agua su aroma y energía, puedes elegir las que crezca en el lugar donde vives en este momento, entre ellas: rosas, lavanda, hipérico o hierba de San Juan, manzanilla, flor de saúco, jazmín, caléndula, salvia, romero, menta…

Pon las plantas frescas en un cuenco de cristal, añade agua y deja macerar al sereno toda la noche. Si crees que puede haber bichitos, cúbrela con un platito. Por la mañana puedes lavarte con ella el rostro, incluso si pones mucha cantidad darte un pequeño baño o usarla en la ducha. También puedes retirar una parte antes de usarla y añadirle una cantidad de alcohol para hacer una colonia fresquita para usarla durante el verano.

Celebres lo que celebres, sé feliz haciéndolo.

©Paqui Sánchez



©Paqui Sánchez

jueves, 18 de junio de 2020

EL LAUREL. USOS MEDICINALES Y MÁGICOS



El laurel. Usos medicinales y mágicos

Laurus nobilis, también conocido como laurel, árbol del laurel, laurel romano, laurel griego, baie, laurel noble, laurel dulce, Dafne… entre otros.

Género: Masculino, caliente.

Planeta: Sol.

Elemento: Fuego.

Deidades: Escolapio, Apolo, Ceres, Fauno y Eros.

Poderes: protección, poderes psíquicos, curación, purificación, fortaleza.

Usos rituales: Las antiguas sacerdotisas y Apolo masticaban hojas de laurel para inducir un estado profético y también inhalaban sus vapores. Las hojas de laurel se utilizan como elemento decorativo en Navidad.

Usos mágicos: El laurel se emplea en pociones de clarividencia y sabiduría, aun cuando tiene un fuerte sabor. Sus hojas se colocan bajo la almohada para inducir sueños proféticos, y también se queman para producir visiones.

Es una hierba protectora y de purificación por excelencia y se lleva como amuleto para repeler el mal y las fuerzas negativas. Se quema o esparce durante los rituales de exorcismo, se coloca en las ventanas para proteger del rayo. Para esparcir el agua durante las ceremonias de purificación se usa una ramita de laurel y el árbol plantado cerca de casa protege a sus moradores de la enfermedad. Las hojas de laurel mezcladas con sándalo, suelen quemarse para deshacer maldiciones y malos encantamientos. Para asegurar que el amor perdure, la pareja debe arrancar una ramita del árbol, después romper esta en dos y guardar un trozo cada uno.

Las hojas de laurel dan fuerza a quienes participan en lucha y atletismo si la llevan consigo en el momento de la competición.

Se escriben deseos en hojas de laurel, quemándolas después para hacer que se hagan realidad; y si se sostiene en la boca una hoja de laurel, se ahuyenta la mala suerte.

Esto es lo que nos cuenta Scott Cunningham en su Enciclopedia de las hierbas mágicas sobre el laurel.

En su libro Herbalismo mágico, completa la información ampliando un poquito más sus usos y nos aconseja adicionarlo a baños e inciensos de purificación, utilizarlos para confeccionar saquitos curativos y nos recomienda recolectarlo mirando al Este, justo en el momento de la salida del Sol.


Por su parte, Ellen Dugan lo incluye en su libro Magia con las hierbas en el capítulo cinco dedicado a la “Magia herbal para la protección”, donde habla de los hechizos de protección del estante de especias.

Ellen nos dice que esta hierba solar de purificación era sagrada para el dios Apolo, al cual se le solía representar con una corona de laurel sobre la cabeza. La hierba de laurel era una hierba de esparcir y a menudo era quemada en las casas para combatir la infección y ayudar a repeler los insectos. Tan solo una hoja de laurel era capaz de proteger a su portador de la negatividad y el mal.

Ellen Dugan también nos habla sobre el cultivo del laurel, dice que puede ser cultivado como planta podada en maceta como una topiaria o bien como árbol en los climas más cálidos. Añade que, según la tradición herbal, ninguna magia negativa, trueno o rayo podía causar daño a una persona en un lugar donde estaba plantado un laurel. En la actualidad sus hojas son a menudo adicionadas a estofados, carnes, sopas y chile para mejorar el sabor de los platos. Así mismo, son agregadas a los hechizos de protección del herbalista mágico.

Al final del artículo os dejaré un par de hechizos que nos propone Ellen Dugan con esta mágica planta, símbolo de sabiduría, protección y paz.


El laurel es un árbol de hojas perennes, duras, gruesas, brillantes, de un color verde oscuro y lanceoladas, que puede fácilmente alcanzar los 10 metros de altura, florece entre febrero y abril y sus frutos, parecidos a una aceituna, maduran en otoño. Es un árbol que ha sido relacionado con numerosas leyendas a la vez que cultivado desde la antigüedad en el Mediterráneo. Según la mitología griega, la ninfa Dafne fue transformada en laurel por su padre, el río Peneo,  cuando esta huía de la lujuria del dios Apolo. Apolo cortó dos ramas de ese laurel y las unió trenzándolas en forma de corona. Esta corona de laurel fue utilizada para proteger a los emperadores romanos y simbolizaba triunfos deportivos, artísticos y académicos. Como ya nos indicó Cunningham, las sacerdotisas del tempo de Apolo mascaban sus hojas  o inhalaban sus vapores para entrar en trance y poder acceder a las profecías,  sin olvidarnos de que en la antigüedad se utilizaba para hacer viajes astrales.

En el libro   Los árboles sanadores, el laurel está definido como: “Árbol de los misterios y la magia. Refugio de hadas, duendes y otros seres fantásticos. Símbolo de la gloria, victoria y honor. Árbol de los sueños imposibles. De energía solar y carácter noble, cálido y protector, maduro y con capacidad de iniciativa para el éxito y la realización personal. Dispone de mucha energía y mágicos poderes que nos procuran suerte, éxito y realización tanto en lo material como en lo espiritual. Utilizado en la antigüedad por los sacerdotes griegos para atraer el don de la profecía. Gran activador de la vitalidad, del oportunismo y de la fortaleza. Nos conecta con las fuerzas telúricas de la Tierra, equilibrando nuestros centros energéticos. Asimismo, es una puerta al mundo del inconsciente y de la magia. Para ello, lo llevaremos en la parte del cuerpo que más nos interese potenciar. Incrementa nuestra capacidad de realización en la vida y nos ayuda a sobreponernos en las dificultades y limitaciones.

Lo utilizaremos en personas que necesiten incrementar su poder y seguridad personal; para la consecución de las tareas propuestas y de nuestras aspiraciones más profundas; para despertar nuestra intuición y la magia interior, baja vitalidad, desorientación y pesimismo. Nos ayuda a encontrar lo que verdaderamente nos produce satisfacción y plenitud en nuestra vida; liberándonos de miedos y condicionamientos caducos. Para sentirnos protegidos y capaces de avanzar en la vida con seguridad y alegría. Para personas auto anuladas, inseguras y resentidas, para darles el calor, la percepción y el amor interior que necesitan, para hacerlas sentirse útiles, dichosas y realizadas.

En magia natural, lo utilizamos como planta de buena suerte y para atraer la riqueza y el amor. En rituales de purificación y percepción psíquica. Para incrementar nuestra capacidad intelectual y poder personal. Planta de protección de malas energías. Para la conexión espiritual y la sabiduría. Equilibra y estimula todos los chakras o centros de energía, revitalizando el etérico y nuestra salud.”

¿Cómo lo utilizamos?

Usos culinarios y medicinales

El laurel contiene vitaminas A, B, C y D y ácido fólico; es rico en minerales como el calcio, hierro, potasio y magnesio. Es anti cancerígeno, tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, antioxidantes, antisépticas y anti reumatoides. Ayuda a reducir las posibilidades de enfermedades cardíacas coronarias, es bueno para combatir la diabetes tipo 2, pues regula la producción de insulina y controla el nivel de glucosa en sangre. Ayuda a aliviar la congestión, la fiebre y los procesos gripales, amén de reducir el estrés, la ansiedad y la presión arterial.  

* En cocina se usa como especia para condimentar ciertos guisos y platos varios por su sabor y aroma, además de aportar vitaminas y minerales, ayuda a aliviar los problemas digestivos, el ardor y la hinchazón, ya que su olor estimula la producción de saliva y otras enzimas digestivas que contribuyen a una mejor digestión de los alimentos.

* Tomado como infusión o té (cocer 5/7 hojas por litro de agua durante 3 minutos y dejar reposar otros 5, se toman dos tazas al día),  contribuye a regular el metabolismo, a subir la tensión baja y a aumentar la falta de energía vital, sirve para tratar problemas respiratorios, catarros, gripe y bronquitis, además de prevenir el estreñimiento ya que sus hojas son aperitivas y digestivas.

* En baños terapéuticos es antiséptico, relajante y protector. Haríamos un cocimiento que añadiríamos al baño. También es un excelente pediluvio contra el cansancio y el sudor de pies. Utilizaríamos un puñado de hojas y bayas de laurel en infusión.

Es un excelente antivírico y bactericida, por tanto está indicado para tratar el reúma, inflamaciones, catarros, gripe y bronquitis, como ya hemos indicado, así como para la caída del cabello y las afecciones de la piel. Es un rápido cicatrizante de heridas gracias a su aporte de vitamina C cuando las hojas son frescas.

          * Se puede utilizar en aceite y en pomadas para tratar torceduras, dolores de lumbago, reúma, hongos, sarna y cólicos (exterior, no ingerir). Para preparar el aceite se hace una maceración en un litro de aceite de oliva añadiendo dos puñados de bayas de laurel majadas y uno de hojas frescas, se deja macerar durante 12 horas, se calienta a temperatura suave y se filtra. También sirve como repelente de mosquitos, para eliminar parásitos y como tónico capilar y para la piel.

          La pomada se puede hacer con manteca de cerdo, o bien con aceite macerado con bayas y hojas de laurel sustituyendo la manteca animal por cera de abejas y/o manteca de cacao en las proporciones adecuadas. En este caso yo haría una maceración larga de un mínimo de 40 días a sol y sereno, pero se puede hacer en caliente añadiendo a los 500 gramos de manteca dos puñados de bayas majadas y uno de hojas frescas trituradas, mejor si se hace al “baño maría”, si se hiciera directamente en el fuego, no tiene que hervir y hay que ir removiendo continuamente. Se deja reposar 12 horas, se vuelve a calentar removiendo durante un rato y se cuela exprimiendo bien el jugo de las bayas.

          * Macerando durante 7 días un puñado de bayas en aceite de oliva se obtiene un linimento muy útil para tratar las hemorroides.

          * Con una maceración larga en aceite de oliva de bayas y hojas, se puede hacer un excelente jabón natural lleno de beneficios para la piel.

          * Si ponemos unas hojas en el armario, ayudamos a repeler las polillas.

* Unas hojas en el tarro donde guardamos la harina, previene y aleja los posibles bichitos.

Usos mágicos del Laurel (algunos de ellos ya los hemos descrito)

          * Se cree que los rayos no caen nunca sobre un laurel, por tanto cuando hay tormenta, si no nos podemos guarecer de ella es bueno mascar una hoja de laurel pensando que nos va a proteger del rayo.

* Para inducir sueños lúcidos e incrementar la percepción psíquica se pueden poner unas hojas debajo de la almohada.

* Se puede utilizar en cualquier hechizo o amuleto para incrementar la protección y la buena suerte.

* Se toma en infusiones para aumentar la clarividencia y sabiduría.

* Se dice que una rama de laurel colgada en la cocina bocabajo con un cordón rojo protege el hogar y  a sus moradores contra la envidia y las difamaciones.

* Se puede utilizar para escribir deseos directamente sobre las hojas y quemarlas solas, o dentro de alguna vela de miel.

Otro modo de utilizarlo para pedir deseos es escribiendo en un papel aquello que se desea obtener, introducir en el papel doblado a modo de sobre tres hojas de laurel y guardar en una caja en un sitio oscuro resguardado de la luz, cuando se consigue el deseo hay que quemar el sobrecito con el laurel dentro. Los mejores momentos para hacer estos paquetitos son en noches mágicas como los sabbats, la noche de San Juan o Samhain o noche de muertos.

* Cuando el laurel florece, y mientras esté en floración, además de ahuyentar a los malos espíritus y energías negativas, anuncia una época de buena suerte. Protege los hogares y lugares allí donde crece de enfermedades y negatividad.

* Se utilizan como sahumerio de protección, bien solo o junto a otras hierbas. Otro uso como sahumerio sería inhalar su humo para provocar visiones e inducir un estado profético.

* Si en tu plato aparece una hoja de laurel del guiso cocinado cuando estás invitado a comer a un hogar, anuncia un viaje muy especial durante el año.

*Se dice que una hoja de laurel en la boca aleja la mala suerte.

* Una hoja de laurel (o tres) en el monedero protege tu dinero y llama a la abundancia.

* Soñar con laurel o vernos coronados por él puede significar vencer una situación complicada y salir victoriosos de ella. Para las mujeres que sueñan con laurel suele significar matrimonio y/o una maternidad próxima.

* Para garantizar la continuidad de un amor, se cogía una rama de laurel, se dividía en dos y cada miembro de la pareja debía guardar una de las partes.

* Al ser una hierba de protección y purificación por excelencia, se puede utilizar para alejar la negatividad y el mal. Se colocaba en las ventanas para protegerse contra los rayos y prevenir espíritus malignos en casa.

* Se utilizaba durante las ceremonias de purificación para asperjar agua.

* Se dice que sus hojas mezcladas con sándalo, se usan a modo de sahumerio para eliminar maldiciones y encantamientos malignos.

* Se utiliza en Yule, para decorar el altar o para la decoración de las festividades navideñas.

Aportaciones de otras personas seguidoras de Mágico Despertar:

          * Grímory Ferbe nos ofreció con mucha generosidad todos estos apuntes, además del uso en cocina:

    

    * Para preparar algún altar en festividades celtas. Como uso de protección para el altar: Cogeremos 3 manzanas rojas y las cortamos por la mitad. Además se usarán 6 hojas de laurel, una hoja por cada mitad de manzana. Se coloca la hoja de laurel en el centro de cada mitad, justo donde están las semillas. Una vez hecho, a modo de amuleto mágico, se rodea el altar empezando a colocar la primera mitad de Este a Oeste. La manzana roja junto con las hojas de laurel forman una barrera de protección armonizando el altar y equilibrando las energías del ritual.

    * Otro uso que le he dado ha sido en el hogar. Quemar un número determinado de hojas de laurel (número equivalente a tu número de la suerte o al dígito que tienes en numerología) 3 veces a la semana, además de impregnar la casa con un sutil aroma, protege el hogar de magia oscura.

    * Una de las propiedades mágicas de las hojas de laurel es que es un rompe hechizos, siempre y cuando estos hechizos tengan un mal propósito.

    * Otra propiedad mágica es que protege el lugar donde se use.

    * Si se queman las hojas poco antes de dormir, ayuda a tener sueños clarividentes.

    * Unas cuantas hojas debajo de la almohada llaman a la inspiración.

    * El laurel en incienso purifica, cura y da fuerza.

 * Guadalupe Torres nos indicó, que además de usarlo en cocina, prende unas hojas y con las manos va pasando el humito por su rostro y cuerpo dejando que las hojas se consuman y le regalen su delicioso perfume y purificación. También prepara té con sus hojas.

* Marga Ur, cocina con él. Lo usa en sahumerios y ha hecho algún aceite para friegas. También le ha dado uso en infusiones para tratar las digestiones pesadas y los resfriados.

Muchas gracias por todos vuestras aportaciones y a otras tantas personas que me dijeron que le dan uso en cocina.

Al inicio del artículo, os dije que os pondría al final dos hechizos que comparte Ellen Dugan en su libro Magia con las hierbas, aquí van.

“Hechizo de laurel para mantener a raya

los fantasmas y la negatividad”

Para emplear un toque de magia de laurel en su vida, queme hojas fragantes para desterrar la negatividad y los fantasmas. El mejor día de la semana para este tipo de magia sería el domingo, para conectarse con los aspectos solares de la hierba, o el martes, para la pasión y el valor, y para conectarse con una energía guerrera. O podría trabajar un sábado –el mejor día de la semana para destierros-, para ahuyentar fantasmas del todo. Debido a que el laurel es asociado con el fuego, un toque de magia con fuego funciona bien aquí. Ponga la hoja seca en un plato incombustible, un pequeño caldero metálico o incluso un pato de materas de terracota.

Para empezar, sostenga la hoja en su  mano, y nómbrela para el problema diciendo, “esta hoja de laurel representa la negatividad” (o representa los fantasmas, etc.). Luego póngala en el plato incombustible y préndala con un encendedor o fósforo. Repita este encanto mientras la hoja arde:

Por el poder del fuego esta hoja arde a mi lado,

los espíritus son desterrados, y hoy el problema es eliminado.

“Hechizo de laurel para estimular el valor”

Para este encantamiento, el tiempo apropiado sería el mismo del primer hechizo con hoja de laurel. Para estimular valor y protección escriba un deseo sobre la hoja y luego quémela para la buena suerte –sugiero usar una pluma con punta de fieltro para no rasgar la hoja- . Haga este encanto de laurel para estimular las características positivas en su vida:

Escribo mis deseos en una hoja de laurel aquí presente,

Envía valor y protección a mí rápidamente.

Mientras la hoja arde, este hechizo es iniciado,

Por los poderes del fuego y el sol brillante y dorado.

Cuando las cenizas se enfríen, llévelas afuera, cierre los ojos y luego sóplelas suavemente al viento.

Las hojas de laurel se pueden recoger y secar en un lugar aireado y sin exposición directa al sol para darles diversos usos, también las ramas del laurel son utilizadas para elaborar herramientas mágicas.

Recuerda que siempre que recolectes plantas, hay que pedir permiso a la planta, en este caso al árbol, antes de comenzar y agradecer por todos los regalos que puede ofrecerte, sus hojas, sus flores, sus frutos, su madera, su magia, su medicina… Otra práctica interesante es avisar al árbol qué rama vas a coger o qué hojas para indicarle que quite su energía de ella y así no sienta dolor cuando la tomes. Bajo ningún concepto cojas más planta de la que necesites y nunca la esquilmes. En la naturaleza es muy importante mantener siempre el equilibrio.

A modo de agradecimiento, siempre debemos dejar una pequeña dádiva, ya sea un chorrito de agua, algún mineral, una piedra o amuleto protector para la planta o aquello que sintamos. Al menos siempre decir unas palabras de agradecimiento y con nuestras manos darles a conocer nuestra energía y buenas intenciones. Si necesitamos su madera y hay ramas en el suelo, antes de arrancar otras ramas comprobaremos si nos sirven las que ya están en el suelo o aprovecharemos para utilizar las de la poda.

Espero y deseo que este artículo sobre el laurel te resulte interesante, completo y te sea de gran utilidad.

©Paqui Sánchez

©Paqui Sánchez