Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

lunes, 2 de septiembre de 2019

¡BIENVENIDO SEPTIEMBRE!


¡Bienvenido Septiembre!

De nuevo en casa, con ganas de bosque, fresquito, agua y otoño.

El mes de septiembre evoca recuerdos muy entrañables en mí. La vuelta al cole, el olor de los libros nuevos, las libretas, el estuche con los lápices de colores de madera, los borradores con olor a nata y los sacapuntas afilados. La mochila nueva, carpetas, archivadores… Profesores, compañeros, reencuentros, inicios…

Prepararlo todo para un nuevo comienzo, los nervios de la noche previa danzando en el estómago y sin dejarte dormir.

Y es que era justo así, el año para mí empezaba en septiembre y creo que, internamente, lo sigue haciendo. La rutina se rompe en verano y en septiembre todo vuelve a “la normalidad”.

Ahora además limpiamos nuestros espacios sagrados, nuestro hogar, ordenamos la despensa de hierbas mágicas, revisamos el botiquín de la magia para tener todo dispuesto para el inminente otoño y la llegada del invierno. Acabamos de secar algunas hierbas para las tisanas, esos tés calentitos que recuperan el cuerpo, ayudan con los cambios y reparan el alma.



Tengo unas ganas tremendas de calentarme las manos alrededor de una taza bonita con un humeante té que recomponga el alma, tomármelo a traguitos pequeños, saboreando la vida con cada pequeño sorbo; ponerme calcetines gruesos, sobre los de estar por casa y caminar descalza; vestirme con mi poncho de lana; encender velas y sahumar con esos sahúmos naturales hechos en casa. De encender el horno para entibiar la casa y perparar ricos manjares de otoño. Que el bosque se llene de setas y los árboles de hojas de colores, pisar sobre la hojarasca y escuchar ese sonido rasgado que va haciendo crac, crac con cada paso. Ver el Sol en los colores ocres de las hojas de los árboles y como se desdibuja el día dando paso a la luz de la luna que viene a iluminar las largas noches…
 
Días que se despiertan nublados, con olor a lluvia y a tierra mojada. Neblina y humedad en el ambiente que se vuelve más fresco y aunque me gusta la luz y los días largos, ese sol que se torna tímido y se va apagando sin dejar de brillar también tiene un noséqué, un encanto especial y mágico que va tintando el cielo de pinceladas cálidas, que sigue dando vida, pero ya no abrasa.

Se respira y se percibe mejor, será porque algunos nos recuperamos del excesivo calor del verano que nos deja exhaustos y agotados.



La tierra se prepara para su descanso, es tiempo de recoger las últimas cosechas, es tiempo de estar con nosotros mismos, de purificarnos. Es como hacer un resert, desechar aquello que hemos descubierto que nos daña quedándonos con la enseñanza para no tener que repetir la experiencia y prestar atención, poniendo nuestra energía en aquello otro que sentimos nos hará bien en nuestra vida. Trabajar en el amor propio y el merecimiento. Es tiempo de sentarnos con nosotros mismos y conocernos, pues solo cuando nos conocemos de verdad podemos amarnos abiertamente, libremente, sin condiciones… y como he dicho tantas veces en los escritos que os comparto y en los que guardo, únicamente cuando nos amamos a nosotros mismos podemos amar sin dependencias ni apegos a los demás.

Conocerte a ti misma es un arduo trabajo, seguramente conllevará dolor y lágrimas de sanación, pues hay muchas partes de ti que odiarás, muchas cosas de las que te avergüenzas o te sientes culpable y que habrás de perdonarte para encontrar la paz. Habrá mucho que limpiar, recolocar e iluminar, pero este tiempo más frío en el que la luz disminuye te brinda la oportunidad de sentarte contigo misma, con un chocolate caliente con una pizca de pimienta recién molida y canela y observar tu propia oscuridad. No la rechaces, es parte de ti, aunque no te guste, no pasa nada, el cambio en tu actitud te ayudará a aceptarla e iluminarla. Todos en algún momento hemos sido personas tóxicas, víctimas de nosotros mismos y hemos sentido que somos lo peor de este mundo, lo más triste, lo menos valorado y amado. Hemos pensando que dando lástima a los demás íbamos a encontrar cariño, amor y protección, sin darnos cuenta que es el camino equivocado, que solo desde la propia aceptación y amor propio seremos capaces de conocernos, aceptarnos, perdonarnos y amarnos. Cuando consigues llegar a este punto, ya no necesitas ser la víctima de nadie, ni tan siquiera la tuya. Llega un momento en el que dejas de odiar a esa persona que te mira cuando te pones delante del espejo, que dejas de despreciarla y empieza a parecerte un ser lleno de belleza, amor, sensibilidad y sabiduría. Conversar con esa persona, comprenderla sin juzgarla, perdonarte y perdonarla te ayudará a reconciliarte contigo misma y a hacer las paces con tu Ser. Te ayudará a vivir en paz y a ser la paz que tu mundo necesita. Te ayudará a ver amor allá donde quiera que mires, a vivir en el amor y a entregarte en amor.


Y  sí, respétate esos días en los que vuelves a convertirte por unos momentos en una persona tóxica, pero recuerda que es simplemente una parte de ti que necesita atención, que no eres tú.

Quizá te preguntes cómo dejar de ser esa persona tóxica para ti misma y para los demás… Recuerda, evoca todos esos momentos de todas esas cosas que son especiales para ti y que te sacan de tu pena, tu angustia y tu llanto desconsolado. Piensa en todo lo que te da placer y te hace esbozar una sonrisa. Somos diferentes y a cada persona le vibran cosas distintas. En mi caso, pensar en el otoño, en la imagen de alguna seta que capturé con mi cámara en el bosque, en el olor y el roce sobre mi piel de las sábanas limpias, el aroma a lavanda, observar la llama de una vela, pensar en un lugar que me gusta y rememorar cómo me sentí cuando estuve allí, escuchar una tormenta tronar enfurecida o el canto de la lluvia cuando repiquetea sobre mi ventana, el olor a tierra mojada, a cítrico, a canela y a clavo. Un baño con flores o hierbas aromáticas, con velas y música suave. Sentir en mi cabello a las hadas jugando o que alguien me dé un pequeño masaje, leer un libro… Si te pones a hacer una lista, será interminable. Ahora la maestría está en cuando te des cuenta de que has entrado en el bucle de la destrucción, consigas pararlo, cambiar de actitud y centrarte en aquello que te hace vibrar bonito y en positivo, dar un paseo por la naturaleza es siempre una píldora mágica, abrazar un árbol, oler una flor, escuchar el canto de los pájaros o las cigarras, pisar la tierra conscientemente… son pastillas inocuas y mágicas porque hacen que tu energía cambie al instante.

Deseo que tu vuelta a casa sea maravillosa, que te dediques el tiempo que necesitas para estar contigo misma, porque te lo mereces, que te perdones para soltar toda esa culpa que en ocasiones te ahoga y te impide ser lo que verdaderamente eres y que hagas cosas que te produzcan felicidad. Que puedas ponerte frente al espejo, mirar a ese ser excepcional que te devolverá la mirada (aunque pese 20 kilos de más, aunque su cabello esté canoso o su piel ajada, sus ojos tristes y su boca deslucida y apagada…) y le digas que la amas sobre todas las cosas, sintiendo el corazón rebosante de amor hacia ti misma.

Mi intención era escribir una bienvenida, lo prometo, pero me pongo a escribir y a veces, sale lo que sale. No lo voy a borrar, lo dejo por si a alguien que lea estas líneas le sirve para estar mejor.

Ya sabéis, se aproxima el equinoccio de otoño para el hemisferio norte (primavera para el sur), celebraremos el Sabbat celta de Mabon en el norte y Ostara en el sur. Equinoccio es sinónimo de limpieza, de ordenar y recolocar, de cambio…, para empezar de nuevo.

©Paqui Sánchez

Si compartes, copias o reproduces el artículo, por favor respeta los créditos.
¡¡¡Gracias!!! ¡¡¡Bendiciones!!!


©Paqui Sánchez

2 comentarios:

  1. Cómo me ha gustado este post, precioso Paqui! voy a hacer mi lista de Otoño ya:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien comenzar el mes con nuevos propósitos y alegría! Como cuando comienza un nuevo año, tenemos tantas oportunidades de comenzar de nuevo, de ilusionarnos y de crear sueños mágicos.

      Que esa lista te haga muy, muy, muy feliz!!!

      Eliminar

✿•*¨`*•.Déjanos una chispita de tu sabiduría.•*¨`*•✿

༺♥༻ ༺♥༻ Gracias ༺♥༻ ༺♥༻