Chat gratis

Gracias por Estar. ¡Buen Camino!

Somos Puentes de Luz que Unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que Unen la Tierra con el Cielo

miércoles, 29 de diciembre de 2010

EL HOY ES UN REGALO...

POR ESO SE LE LLAMA PRESENTE

EL HOY ES UN REGALO



Fragmento de la película

"Kung Fu Panda"


Me encantó esta película y no sólo fue por la voz de Florentino Fernández al que recuerdo con cariño de los tiempos en los que todavía veía la televisión.

Recuerdo que esta película la estaban viendo en casa mi marido y mis hijos cuando yo llegaba de una charla a la que había asistido y me reenganché con ellos a verla.

Cuando los niños se fueron a dormir me la volví a poner y la vi tomando notas con una libreta al lado, no por eso la disfruté menos, a veces mi manera de concentrarme en algo es así de "extraña", necesito tomar notas para estar más atenta. ¡A cada uno le da por una cosa! ¡Qué le vamos a hacer!

No os podéis imaginar lo que aprendí de esa película, aprendí tanto que me inspiró un pequeño librito de autoayuda, aún sin terminar, que se titula May aprende a vivir en presente, ¡quién sabe! si tengo mucha suerte puede que algún día consiga publicarlo. Pero si ninguna editorial lo quiere y no me llega para poder publicarlo  por mi cuenta, cuando esté del todo terminado encontraré la manera de compartirlo con vosotros. De momento sólo os adelanto que May, la protagonista de esta historia, es un hada triste, enredada entre los sinsabores del pasado y la incertidumbre del futuro, que se da cuenta de que no está viviendo en el presente por encontrarse siempre pensando en un tiempo que no corresponde con el aquí y el ahora y decide cambiar esa circunstancia.

May aprende que la única manera de vivir en el presente es perdonando el pasado, para conseguirlo hace una serie de ejercicios que le ayudan a vaciar su mente, a sacar todo lo que estaba dentro de ella, ahí acumulado y entonces comienza a perdonarse y a perdonar y un día se da cuenta de que se ha liberado, que la opresión en su pecho ha desaparecido. También consigue olvidarse del futuro, deja de pensar en él con angustia... cambia su manera de pensar sobre ella misma, de tratarse, su vocabulario negarivo y de baja calidad energética...  Y cuando perdona el pasado y permite que el futuro la sorprenda, se da cuenta de que por primera vez en su vida está viviendo felizmente en presente.

Quizá os he contado más de la cuenta, pero ahora que ya está escrito ahí queda. Yo también tengo sueños y espero que este se cumpla y que pueda ver mis cuentos y libros publicados algún día. ¡Pondré buena parte de mi energía en ello!

Pues es simplemente así, como os he contado. Nos pasamos la mayor parte de nuestra vida viviendo fuera del momento en el que realmente tendríamos que vivir. Nos olvidamos del aquí y el ahora y vivimos en un pasado doloroso que nos emponzoña y llena de amargura porque somos incapaces de perdonar y de disculpar empezando por nosotros mismos y siguiendo por nuestros padres... y planteándonos un futuro incierto, deslucido y lleno de desilusión, porque pensamos y sentimos que las cosas están muy mal y que no van a mejorar pronto. Vemos a "la crisis" como un ogro enorme que nos va devorando poco a poco y nos quedamos paralizados por el miedo sin hacer nada. Quizá deberíamos de cambiar el modo en el que estamos viendo este tema y mirar a la crisis como una oportunidad de cambio, de mejorar, de sacar nuestra creatividad, de activar nuestra mente y ver oportunidad y posibilidad de mejorar en lugar de fracaso... Y realmente podríamos llegar a darnos cuenta de que no son necesarias tantas cosas materiales para ser felices. Pues para ser feliz, simplemente tenemos que cambiar de actitud, la felicidad no es un estado que alcanzan unos pocos beneficiados y tocados con el dedo de Dios. La felicidad es una opción más, es una actitud, es una elección. Por muy duro que la vida te haya dado, tu actitud es lo que cuenta, tu actitud ante las adversidades lo es todo.

Muchas veces preferimos quedarnos con las cosas conocidas porque ya estamos acostumbrados a ellas y como los humanos somos animales de costumbres y rutinas, nos acomodamos y nos acogemos a lo "seguro", sin dar ninguna oportunidad al cambio, a mejorar, por miedo. A veces, y perdonadme la expresión, "la crisis", tan temida, es "la patada en el culo" que necesitamos para reaccionar, para cambiar, para fluir. Si confiamos en el Universo, tenemos que saber y comprender que una cosa acaba para dar lugar a otra mejor y que siempre hay una lección que aprender y extraer de cada contratiempo que vivimos.

Si además tenemos en cuenta que todas nuestras pruebas las hemos escogido nosotros mismos porque es lo que pensábamos que necesitábamos para evolucionar. También debemos saber que somos capaces de superarlas y que antes de venir, cuando estábamos en un nivel de conciencia superior, decidimos que así lo haríamos. No estamos solos, nunca estamos solos, tenemos guías, ángeles (muchos de ellos de dos piernas y sin alas que no dejan de ser ángeles) a nuestro lado, tenemos hadas, magia... tenemos amigos, familiares, un desconocido con una sonrisa o una palabra oportuna. Tenemos mensajes y millones de mensajeros cada día que de un modo u otro aparecen para desvelarnos secretos, para ayudarnos a plantearnos de nuevo la vida, para que resurjamos de nuevo de nuestras propias cenizas.

Escuchemos a nuestros hijos, quienes tengamos la bendición de tenerlos. Esta tarde mi hija nos ha dado a mi hermana y a mí una gran lección. Tiene 8 años y estábamos celebrando el cumpleaños de mi hermana y hablando del perrito de una amiga al cual le picó un mosquito y está enfermo. Mi hija me preguntaba: "Mamá, ¿Harry se va a curar?" y yo le he contestado, sin pensar, lo que me dijo mi amiga que le había comentado la veterinario, que pueden intentar frenar el progreso de la enfermedad, pero que los órganos dañados no son recuperables. Y entonces la niña nos ha dicho: "Sí que se puede recuperar porque si nosotros creemos que sí, todo es posible".

Como decía Albert Einstein: "Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro".

Yo, sí que creo en los milagros, es que los he visto, ¿cómo voy a negarlos? Y he visto cómo la  magia actúa en alguna gente y cómo el amor transforma a las personas. Sé que perdonar libera y sana, sé que tenemos que perdonarnos primero a nosotros mismos para poder sanarnos y después perdonar a los demás, sé que el perdón trae paz y levedad. Sé que si sanas tu pasado tendrás un magnífico presente y no tendrás que pre-ocuparte del futuro porque cada día nuevo será HOY y como eres co-creador de tu vida, tú decidirás cómo vives el día de HOY. No existe otro tiempo, no existe otro momento más que el Aquí y el Ahora, este momento. No existe más que HOY y TÚ.


video

 Fragmento de la película

"El Guerrero Pacífico"

Si no la habéis visto, os la recomiendo
 
Un libro muy bueno que también os recomiendo para tratar este tema del momento presente, es El Poder del Ahora, de Eckhart Tolle. ¡Otro para pedir a los Reyes Magos!

Página oficial de E. Tolle: http://www.eckharttolle.com/home/

©Paqui Sánchez ~ Namasté



Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...