Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

miércoles, 8 de octubre de 2014

¿TE ATREVES A DAR UNA OPORTUNIDAD A LAS NUEVAS ENERGÍAS?


¿TE ATREVES A DAR UNA OPORTUNIDAD A LAS NUEVAS ENERGÍAS?

Una gran energía está llegando al planeta desde hace un tiempo. Cada vez se trata de una energía más elevada, más pura, de mayor vibración. Hoy se verá además potenciada por el eclipse que tendrá lugar en esta hermosa luna llena.

Esta alta frecuencia hace posible que cada vez los velos del olvido sean más ligeros y el humano despierte, tome consciencia de su potencial, de sus capacidades y se una a la línea de pensamiento cuántico. Esta energía ayuda a recuperar dones y talentos, a que recordemos que en cada uno de nosotros está el Universo entero, por tanto somos Seres de Luz de potencialidades infinitas. De las 12 hebras de ADN, conservamos solo dos activas, los niños que están naciendo ya traen algunas más despiertas y los que vinimos antes, gracias a estas energías de cambio también las estamos recuperando.

Ábrete, por tanto, a la nueva energía, abre tu corazón sin miedo, ábrete al amor y que el fuego purifique y limpie las memorias de angustia y dolor que aún te acompañan. Que limpie la tristeza y te deje conectar con la alegría y el amor que hay en tu interior.

El efecto que esta energía tenga en ti, está en tus manos, depende sólo de lo que tú desees recibir. Es un gran regalo, pero dependiendo de cómo tú lo aceptes será maravilloso o podrás encontrarle pegas. Recuerda, ¡¡¡un regalo!!! ¿En qué te vas a centrar? ¿En agradecer por él o en encontrarle defectos? ¿Quieres recibirlo en amor y desde el amor? ¿Desde la abundancia o desde la carencia?

Acepta la nueva energía, permite que te transforme en aquello que deseas ser, en aquello que ya eres en el fondo de ese corazón que, asustado y temeroso, se protege con las corazas de la separación. Fluye con alegría, no te resistas, déjate arrastrar por sus beneficios y siente sus bendiciones en ti.

Ábrete al amor de tu corazón, permanece alineado en la alta vibración frecuencial que éste emite y siente cómo se elimina el temor, cómo se esfuma el miedo. Dejando paso a la paz, la libertad y el amor incondicional.

Toda la resistencia que estás encontrando se debe a esa vieja energía que no quiere marcharse, que se aferra a todos nosotros con uñas y dientes, porque no quiere ser olvidada.

Has de ser fuerte, soltarte de lo viejo y dejarte envolver por los vientos de cambio, de transformación interior, permitiendo que tu propia luz brille lo suficiente como para cubrirte y abrir ante ti el camino.

Sé que pedirte que salgas de tu zona de confort es un gran atrevimiento, que pedirte que sueltes todas tus estructuras mentales de bloqueos, de autodefensa, de miedo… es casi una utopía. Que decirte que lo mejor que puedes hacer en estos momentos es abandonar aquello que conoces, puede resultar una locura. Por todo ello, no te voy a pedir nada, únicamente te informo...

Pero este es un momento único y especial para decir “Sí, quiero”, para dar el paso, para aceptar lo nuevo y soltarse definitivamente del sufrimiento y el dolor, las viejas energías que nos hacían crecer y evolucionar… ¿Por qué no probar a hacerlo ahora desde la comprensión, la compasión, la alegría y el amor? Estos son los nuevos códigos, las nuevas formas de avanzar, de sanar las heridas del alma. Pues tu alma ya no se siente feliz estando en el dolor y la pena. Ella sabe que hay otros caminos más agradables de transitar esta vida, te lo está diciendo desde hace tiempo, pero tú… tienes miedo y eso dificulta que puedas escucharla, entenderla o prestarle atención siquiera.

Días como hoy, son el momento más idóneo y adecuado para equilibrarte con las energías del Universo que entran en la Tierra y abrazar la transformación dentro de ti.

Ahora que ya lo sabes, tuya es la elección de seguir enganchado a lo viejo o darle una oportunidad a lo nuevo, a la alegría y el amor.

Permite que tus heridas sanen desde el amor, no sigas dándoles más píldoras de dolor, ni poniéndoles tiritas de sufrimiento. Ya no más, así, no sanarán…

Suelta todo aquello que te angustia… el Amor es una frecuencia vibratoria y decidir vivir en ella es tu elección. Deja de pensar en lo justo y lo injusto, de lanzar acusaciones, de decir lo que está bien y lo que está mal. Acepta el concepto de neutralidad, pues todo es perfecto. Cada camino está lleno de aprendizaje, cada estado consciencial tiene su manera de aprender y crecer. Si quieres ser respetado, sólo has de respetar. Somos la misma energía evolucionando en cada ser humano, cada uno a su ritmo. Respeta el ritmo de los demás y permite que cada uno viva su experiencia, como haya decidido hacerlo, sin juzgarla.

Cada cosa que veas en el otro, que te moleste, que te indigne, que te llene de ira y te conecte con la rabia, la tristeza… es algo que no has aceptado todavía en ti y eso te está separando de ti mismo, te está dividiendo. Obsérvate, cuando algo no te guste en otro, obsérvate a ti mismo y date cuenta qué parte de ti está vibrando ahí, que parte de ti se resiste y no se aprueba. Si te molesta es porque tú lo hiciste antes y si lo juzgas en otro, es porque lo estás juzgando en ti mismo todavía. ¿En qué momento de esta vida tú hiciste lo mismo a otro o actuaste de la misma manera que ahora criticas? ¿En qué vida tú has asesinado, violentado, hecho daño a otros conscientemente... y aún no has conseguido sanarlo en tu alma? ¿Aún no te has perdonado? Si en aquella otra existencia actuaste así, si otros aún lo hacen es porque su corazón no está lo suficientemente abierto como para poder amar, como para poder hacerlo de otra manera.  Si tu corazón ya ha aprendido a amar,  sánalo en ti y no lo juzgues en el otro, porque él esta simplemente haciendo un papel, su proceso todavía es otro. Si fuera consciente de sus actos, ¿crees que habría hecho aquello que tú estás juzgando y criticando? Reconcíliate contigo y al unirlo en tu interior, se unirá también en los demás. No olvides que estamos conectados por una memoria celular, no olvides que somos la misma energía dividida que ha de volver a unirse… y en eso estamos, volviendo al UNO.

Esta nueva energía es una energía de unión, se trata de compartir, de complementarse, no de seguir dividiéndose y separándose.

Deja de resistirte y salte de los viejos patrones, en el momento en el que hayas dado el salto, aparecerán tus alas para que puedas echar un vistazo a lo que te está esperando.

¿Te atreves? ¡¡¡Vamos…yo sí que voy!!!

Paqui Sánchez




 
 
©Ahava Iesu

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...