Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

viernes, 3 de octubre de 2014

ESTELAS BLANCAS QUE SURCAN NUESTROS CIELOS ¿"CHEMTRAILS"?




Estelas blancas que surcan nuestros cielos

¿Os habéis preguntado alguna vez qué son esas estelas blancas que dejan algunos aviones al pasar por el Cielo?

Estaba tranquilamente sentada delante de mi ordenador preparando información sobre la “Meditación de la Bendición del Útero” de Miranda Gray, cuando he mirado por la ventana y me he encontrado un cielo nublado atravesado por varias líneas blancas que iban dejando un par de aviones. Estas líneas comenzaban a abrirse lentamente hasta que al rato se habían extendido tanto que se confundían con las nubes, para posteriormente irse disolviendo en el cielo.

Hace tiempo que observo este fenómeno, cada vez se da en más lugares y con mayor frecuencia. Desde que me di cuenta que esto estaba pasando, algo dentro de mí me decía que aquello era un tanto “extraño”, y empecé a buscar información sobre estas estelas blancas.

Veía un avión que pasaba dejando esa estela profunda en el cielo. No era un reactor, pues éstos que os digo dejan una sola línea larga, profunda y muy marcada que permanece en el cielo durante un tiempo y además se ve cómo se va abriendo hasta confundirse con una nube, o convertirse en ella. Además, no vuelan tan alto. Obviamente, tampoco era un avión de pasajeros… así, indagando descubrí la existencia de los “chemtrails”.

Busqué información sobre ellos y encontré algo que resultaba curioso, pero no sé por qué razón me resonaba a verídico. Decía que estas líneas blancas que dejan los aviones son “estelas de químicos”, con la única intención de dañar al Planeta Tierra y a todos sus habitantes. Al parecer estos “químicos” volátiles nos llegan a las personas y los recogemos a través de la piel y el aire que respiramos, por supuesto también llegan a los vegetales que comemos y a los animales. Nos van enfermando, sin darnos cuenta.

Esperé por si acaso era una invención, pero cada vez se hablaba de más países en los que este fenómeno se repetía y leí algunos artículos que decían que al hacer preguntas a los gobiernos sobre el significado del fenómeno estos miraban a un lado y otro inventando excusas para evitar dar explicaciones con sentido.

Hace unos meses, una plataforma hizo una manifestación en Barcelona para denunciarlos, porque al parecer se había filtrado alguna información, desde las altas esferas de los gobiernos, que aseveraba que estas líneas en el cielo son lo que se dice ser… Me atrevería a decir que “fumigaciones de humanos”.

Cada vez son más frecuentes, muchas mañanas cuando me levanto y subo las persianas, veo el cielo atravesado por varias de estas líneas blancas. Pero sucede continuamente, a cualquier hora del día. Aparecen como llegadas de la nada en cualquier momento, sin embargo, delante de ellas siempre hay un avión que las va dibujando, sobre todo cuando el cielo está azul y despejado.

Un día de esos, en los que detrás del cristal de la ventana miraba hacia el cielo azul surcado por estas líneas blancas, me sentí impotente. De algún modo sentí el dolor de la Tierra, su agonía, su fatiga al respirar y su necesidad de agua para poder limpiarse de estos “residuos tóxicos”... Ya he comentado en algunas ocasiones que tengo una conexión especial con el planeta, con la tierra, con los árboles, con la naturaleza en general…

Fue entonces cuando se me ocurrió que podía hacer algo para protegernos de esas estelas plateadas. Sólo por si era cierto aquello que se decía…

Algunas veces trabajo con los siete rayos, llamas o esferas sagradas y me dije a mí misma que podía inventarme algo que ayudara a proteger a la Tierra y a todos los seres vivos que la habitan. Repito, por si acaso esto que se oía decir era cierto. Sólo por si acaso… Total, si no es así no hago nada que esté perjudicando a nadie y si por casualidad lo fuera, sí que estaría ayudando y contribuyendo a cuidar a la Tierra y a la humanidad.

Desde aquel momento, siempre que miro al cielo y veo esos aviones pasar dejando sus estelas, hago una especie de oración de protección que se me ocurrió aquel día. De hecho, cuando me acuerdo, lo hago por la mañana cuando me despierto… (Como digo, por si acaso).

Imagino que toda la Tierra queda envuelta con una enorme burbuja de cristal transparente llena de luz, justo por debajo de donde el cielo está pintado de rayas blancas, esta burbuja impide que esos químicos (de serlo) puedan atravesar el cristal y llegar a los seres vivos, entre ellos los humanos. Y pido al Sol central de la Galaxia que se encargue de disolver aquello que pueda ser perjudicial para nosotros o la Tierra, que no le permita penetrar esa burbuja de cristal.

Hoy, justo cuando estaba haciendo mentalmente esta “oración de protección” hacia la Madre Tierra y sus habitantes he sentido que quizá era el momento de compartir esta información con todos vosotros, por si sabéis algo de esto, o por si no sabéis nada.

La oración de protección podría decir algo así:

“Aquí y ahora y gracias a mi capacidad de crear amor y protección…

Pido que la Tierra quede envuelta por una burbuja de protección de cristal transparente llena de luz. Para que ni la humanidad, ni los animales, ni las plantas que la habitan puedan ser afectados por las radiaciones, fumigaciones, químicos y/o posibles tóxicos producidos por estas estelas plateadas.

Pido al Sol central de la Galaxia que disuelva toda sustancia que pueda, de algún modo, perjudicarnos, que no le permita penetrar esa burbuja de cristal que nos protege y envuelve.

Que así sea.

Gracias, Gracias, Gracias.”

En inglés, a este fenómeno se le conoce con el nombre de “chemtrails” (chemical trail), que significa justamente eso, “estela química”. Son, como hemos dicho, esas estelas blancas que se abren como nubes que van dejando algunos aviones que surcan nuestros cielos con tanta frecuencia en estos últimos tiempos.

En España, que yo conozca,  hay un caso reciente de denuncia interpuesta por un funcionario púbico de Galicia. Estaba paseando cuando aparecieron estos aviones dejando sus “estelas de la muerte”, su piel tuvo una respuesta alérgica inmediata y sintió ahogo, tuvo que acudir a un centro hospitalario. Esta persona ha denunciado los hechos a la Junta de Galicia.

No sólo pasa en España, las he visto yo misma también en Italia, aunque allí son un poco más sutiles porque van rompiendo esa estela que va quedando dibujada a trocitos en lugar de ser líneas rectas y largas como ocurre en España. Además parece que los aviones que las dejan vuelan más alto y a veces cuesta más darse cuenta que se trata del mismo fenómeno. Las descubrí este verano, durante las vacaciones.

Cuando preguntas a la gente, normalmente no sabe de qué se trata, pero te dicen que pasa todos los días y además, cada vez con mayor frecuencia.

Tengo conocimiento, por videos que me han llegado y documentación por escrito, que es algo que está pasando en muchos países del mundo. Según la información que he encontrado, el vocablo “chemtrail” fue utilizado por primera vez por el periodista William Thomas en 1.999, aunque la primera descripción del fenómeno data de 1.997, por Richard Finke. Algunos partidarios de esta teoría defienden que las estelas químicas comenzaron en los años noventa. La comunidad científica se muestra un tanto escéptica con respecto a esta teoría de las estelas químicas, considera que se trata más bien de estelas de condensación o cirros (yo digo que cirros no, pues veo a los aviones dejarlas claramente). Sin embargo los defensores de la teoría, conocida como “teoría de la conspiración”, afirman que las estelas químicas son más gruesas y persisten durante mucho más tiempo que las estelas de condensación normales, además no desaparecen, sino que se expanden. A menudo se entrecruzan entre sí dando lugar a “falsos” cirrostratos.

Se habla de armas químicas, del control del clima y un “cambio climático” inducido puesto que estas estelas actúan de pantalla dificultando la llegada de los rayos del sol a la Tierra. Es un hecho que están apareciendo enfermedades nuevas, se han detectado productos químicos como bario, aluminio y estroncio en el suelo tras el surgimiento de estas estelas, así como bacterias. Además los entendidos confirman que estas estelas no salen de los motores del avión.

Yo no sé si todo esto es cierto o no, pero el fenómeno llama poderosamente mi atención y sí que inconscientemente tiendo a relacionarlo con la aparición de enfermedades nuevas y desconocidas que no se sabe de dónde vienen pero para las que enseguida hay tratamientos para paliarlas. Cánceres de piel, afecciones del aparato respiratorio... La mayor parte de los niños pequeños (y muchos adultos) padecen algún tipo de psoriasis que hay que tratar con corticoides (veneno puro). Y así, el juego continúa sin que nos demos a penas cuenta del escenario que hay montado detrás de todo esto…

Nunca he sido una persona mal pensada, todo lo contrario, creo firmemente en la bondad innata del ser humano y en sus altos valores y capacidades. Pero sintiéndolo mucho esto me huele a negocio farmacéutico y mucho más…

Pido por favor, que si alguna persona sabe algo sobre este tema y no tiene nada que ver con lo que yo estoy exponiendo, me lo haga saber. Le quedaré muy agradecida de poder tener y contrastar otra información.

Para ayudar a paliar o frenar los efectos que estas estelas en el cielo puedan tener, sean cuales sean los motivos por los que están. Repito, en caso de que esto sea cierto, os invito a quienes así lo sintáis, a poner también esas burbujas protectoras transparentes llenas de luz. Cuantas más personas cuidemos del Planeta Tierra, mucho mejor para todos.

Podéis hacer o no la oración, a mí me basta con la intención de cubrir con esa burbuja (o cualquier otra que queráis imaginar) a la Tierra para protegerla. Como os he dicho, muchas mañanas, cuando me levanto y miro por las ventanas, hago este ejercicio de protección directamente aunque el cielo esté límpido. Creo que la protección nunca está de más y esta es inocua, indolora y respetuosa con el medio ambiente y todos los seres que habitan el planeta.

Paqui Sánchez

Las imágenes que publico en este artículo han sido tomadas directamente por mí de los cielos que me acunan, por tanto no hay ningún tipo de montaje o ficción en ellas.



Esta toma es del norte de Italia.

©Ahava Iesu

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...