Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

jueves, 3 de octubre de 2013

LAS DRACÓNIDAS ILUMINARÁN LA TIERRA EL 7 Y 8 DE OCTUBRE




Espectáculo en el Cielo: Las Dracónidas iluminarán la Tierra la noche del 7 al 8 de Octubre

La lluvia de estrellas fugaces Dracónidas se podrá observar a comienzos de este mes de octubre, llegando a su máxima intensidad el próximo lunes y martes.
Este año, las mejores noches para observar esta lluvia de estrellas serán las del 7 y 8 de octubre a partir del anochecer, de acuerdo con el portal 'EarthSky'.

Según los expertos, el fenómeno se observará mejor desde el hemisferio norte de la Tierra.

Además, pronostican que este año la luz de la Luna en fase creciente no interferirá mucho con las Dracónidas.

El director del Observatorio Astrónomico de Almadén de la Plata y presidente de la Asociación Astronómica de España, Miguel Gilarte Fernádez, explica que estas estrellas fugaces provienen del material que deja el cometa 21P/Giacobini-Zinner.

"Lo peculiar de esta lluvia es que nunca sabes cómo va a ser de fuerte", dice Gilarte. Además, es uno de los espectáculos más bellos de contemplar del cielo porque son muy "lentas" y se puede ver como cruzan el cielo. Las dracónidas suelen ir a una velocidad de 20 km/segundo mientras que "la mayoría de las estrellas fugaces van a unos 70 km/segundo". La lentitud de esta lluvia de meteoros típica de octubre hace que se puedan contemplar los trazos y estelas que van dejando a su paso por el cielo. En cambio, la mayoría de lluvias de estrellas se caracterizan por destellos que se vislumbran en fracciones de segundo.

El director del Observatorio Astronómico de Almadén de la Plata destaca que se llaman Dracónidas porque "caen" desde la cabeza de la constelación del Dragón. Lo mejor para verlas es alejarse de las ciudades, para alcanzar el máximo grado de oscuridad, y "equiparse con una buena tumbona y una buena manta". Una vez tumbados, solo queda mirar hacia arriba, en dirección al norte, y disfrutar del espectáculo que nos rodea.


* El cometa 21P/Giacobini-Zinner se descubrió en 1900 en Francia

Según cuenta Gilarte, el cometa 21P/Giacobini-Zinner “es el progenitor de esta interesante lluvia de meteoros. Descubierto el 20 de diciembre de 1900 desde el Observatorio de Niza en Francia, se trata de un cometa periódico, girando alrededor del Sol cada 6,621 años. Cada dos revoluciones alrededor del Sol, el cometa se aproxima a la Tierra y es observable, aunque ronda la magnitud 9, es decir, hay que emplear al menos un pequeño telescopio para verlo. Solo en su paso de 1946 por las proximidades de la Tierra, alcanzó la magnitud 6, al límite de la visibilidad sin instrumentos ópticos”.

Se interna en la órbita de la Tierra, Marte y su punto de máximo alejamiento está en la órbita de Júpiter. De hecho la gravedad del gigante Júpiter está afectando a la órbita del cometa, de modo que la distancia a la que pasa por las proximidades del Sol, se acorta y se alarga continuamente.

La lluvia de Dracónidas es un fenómeno que ha sorprendido a los expertos en más de una ocasión. En 1933 y en 1946, las lluvias fueron muy fuertes e intensas, y cayeron hasta 12.000 estrellas fugaces en una hora. A este espectáculo se le llama "tormenta de meteoros" (una tormenta meteórica debe producir al menos 1.000 meteoros a la hora).

Es complicado predecir qué ocurrirá en 2013. Las lluvias de estrellas fugaces son muy cambiantes en cuanto al número de meteoros por hora. La última vez que el cometa se acercó al Sol, fue el pasado año y mientras más cerca esté el paso de un cometa, más material hay flotando en el espacio.

* Un descomunal bólido de luz, "Lebrija", cayó en 2011

En el año 2011, la lluvia de las Dracónidas fue sorprendente porque en la noche del 8 al 9 de 0ctubre, se pudieron contemplar más de 400 meteoros por hora. Pero a pesar de la enorme conmoción que creó entre los observadores y expertos, por la cantidad de meteoros y el brillo de muchos de ellos, destacó la aparición descomunal de un bólido que se hizo tan brillante como la Luna, que era visible en aquél momento y que mostraba tres cuartas partes de su superficie; entre  cuarto creciente y llena. Fue observado en España y se le llamó "Lebrija" ya que sobrevoló esta localidad sevillana, situada a 78 km de la capital.

Se calculó el tamaño y peso de esta roca, y resultó ser de medio metro de diámetro y 6 kg de peso, algo muy anormal en una lluvia de meteoros, ya que casi todos suelen ser del tamaño de un grano de arena o de una lenteja. El estudio de la lluvia de las Dracónidas de 2011, desplegó un amplio dispositivo científico en España, empleando cámaras de vídeo-detección.

¡¡¡Disfrutadlo!!!



© Ahava Iesu

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...