Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

sábado, 5 de octubre de 2013

EL ORÉGANO Y SUS PROPIEDADES



El orégano, el antibiótico natural que suprime células cancerosas.



El orégano es una hierba curativa y antibiótico natural: El orégano es una hierba maravillosa, aromática y saludable. Los orígenes de esta planta se encuentran en el Mediterráneo y se cree que dio sus primeros brotes en las regiones montañosas de Grecia, Turquía e Italia.


Los antiguos griegos lo llamaron “La alegría de Montaña”. El orégano es una de las hierbas más curativas y antibióticas naturales que se han estudiado.

En fitoterapia se utilizan las sumidades floridas, que se recogen durante el verano. Contiene principios amargos, tanino, goma, resina y esencias (timol, carvacrol).

El Orégano se convirtió en un elemento básico para la cocina italo-americana. Y aunque llegó a nuestro continente como “el condimento de la pizza” rápidamente fue adoptado para un sinfín de platos como las pastas, verduras, el asado, la carne al horno, papas, pescado etc. 

Además es un componente habitual en adobes y aderezos para carnes y ensaladas.


* Propiedades medicinales y curativas
El aceite de orégano es un antibiótico natural extraordinariamente potente.

Un estudio reciente demuestra que es significativamente mejor que otros 18 medicamentos que se utilizan en la actualidad para el tratamiento de infecciones de estafilococos SARM.

El antioxidante fenol del Orégano destruye hongos, virus y bacterias patógenas.

El orégano es un gran sedante. Es una de las plantas más eficaces para combatir el insomnio, el estrés, las excitaciones febriles y el agotamiento nervioso.

Los griegos y los romanos ya conocían la virtud del orégano en la cura de los trastornos nerviosos y lo utilizaban en casos de menstruaciones dolorosas, retención de líquidos, conjuntivitis, contusiones y dolores articulares.

En la Edad Media, Alberto Magno le añadió otra virtud más: la de ser útil en casos de pereza orgánica (escaso funcionamiento de riñones, hígado, útero, etc.).

Es buen aliado del estómago y del intestino, por lo cual su empleo en cocina ayuda a regularizar las funciones del sistema digestivo eliminando flatulencia, dispepsias, estreñimiento, etc. Es carminativo, tónico, antiespasmódico, expectorante, antiséptico, diurético y sudorífico, ayudando a eliminar las toxinas del organismo.

Actúa como desinfectante de las vías respiratorias: usado en vahos, libera la nariz de mucosidad y puede emplearse en casos de bronquitis, resfriado, angina, asma, etc.

En uso externo, cura problemas de la cavidad bucal, como aftas, infecciones e inflamaciones; es por este motivo que a partir del orégano se preparan dentífricos naturales.

Actúa contra la migraña y alivia notablemente los dolores reumáticos y articulares, tanto agudos como crónicos. Se utiliza en preparaciones para combatir la celulitis.

En fuertes dosis puede ser tóxico, por lo cual no hay que abusar de él por vía interna. La mayorana tiene un ligero efecto anafrodisíaco, o sea, inhibidor de la actividad sexual.


* Increíble capacidad antioxidante
El Orégano es muy rico en antioxidantes de fitoquímicos flavonoides y ácidos fenólicos. Es la tercera hierba más alta en capacidad de absorbencia [1] de radicales de oxígeno con una puntuación impresionante de 200.129. 

Esta hierba es una de las mayores fuentes del mundo del poderoso componente del fenol: Timol. 

El timol es ideal para mejorar la función digestiva, así como para destruir microbios nocivos.

El USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) clasifica la capacidad antioxidante del orégano entre 3 a 20 veces mayor que la de cualquier otra hierba. 

El Orégano tiene cuatro veces más poder antioxidante que los arándanos, 12 veces más que las naranjas y 42 veces más que las manzanas.

Comúnmente, el aceite de orégano fue utilizado como desinfectante de oídos, nariz y para el tratamiento de infecciones respiratorias y de garganta, y también para cualquier tipo de condición bacterial o viral. 

Tiene propiedades que suprimen la producción de células cancerosas. El aceite de orégano es más eficiente que la hierba seca; Sin embargo, la versión seca aún contiene inmensos beneficios para la salud.

Estudios científicos demostraron que el orégano actúa como un potente antiinflamatorio y antimicrobiano, cuando es aplicado a los alimentos o en forma de suplemento. El orégano además posee ácido rosmarínico, cuyas propiedades lo hacen un fenomenal oponente del cáncer.


* Té de Orégano.
La infusión de orégano es muy beneficiosa para el aparato digestivo mientras estimula la función biliar. Es eficaz para tratar pacientes con estreñimiento y digestión lenta. También resuelve trastornos de sueño como el insomnio, acorde a sus propiedades relajantes y ansiolíticas naturales. Otra bondad de esta infusión es su capacidad para mejorar la circulación sanguínea, donde vuelve a actuar como antiinflamatorio. Esto ayuda a evitar la formación de trombos y mitiga los dolores de cabeza causados por una mala irrigación cerebral. Asimismo, el té de orégano es expectorante, y combate tanto la tos excesiva como las afecciones bronquiales en general.

*** Se puede tomar:

* Como infusión:
Una cucharadita por taza. Tomar en cada comida, antes o después. Contra el insomnio, beber una taza antes de acostarse.

* Como zumo fresco:
Extraer el zumo, machacando la planta con una tela fina de algodón. 1 cucharadita para revitalizar los órganos internos. Este mismo zumo, aspirado por la nariz y sacado por la boca, cura las migrañas rebeldes y los resfriados.

* Como esencia:
De 4 a 6 gotas al día. Es interesante recordar que los baños fortificantes a base de mayorana igualan en poder curativo a los de tomillo.

* Fresco o seco:
En la condimentación y aderezo de diversos alimentos.

* En definitiva y para finalizar
Es muy recomendable condimentar con orégano seco ensaladas, platos de carne y verduras. Mientras que el aceite puede utilizarse como aceite esencial aromático o medicinal.

En pocas palabras el orégano es muy bueno para la salud.
Puede probar rociándolo detrás de la oreja o sobre su cuello, arderá levemente durante pocos segundos.
También es posible ingerir aceite de orégano, colocando de 1 a 5 pequeñas gotas en un vaso de agua, esta dosis es considerada fuerte.

[1] En microbiología se usa como un parámetro de la cantidad de luz absorbida por una suspensión de células bacterianas o una solución de una molécula orgánica, se mide por un colorímetro o espectrofotómetro.


© Ahava Iesu

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...