Chat gratis

Gracias por Estar. ¡Buen Camino!

Somos Puentes de Luz que Unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que Unen la Tierra con el Cielo

lunes, 30 de septiembre de 2013

LA ASTROLOGÍA Y LOS CINCO ELEMENTOS



La Astrología: un lenguaje de la Energía

Aunque a la astrología se la describió en términos de simbolismos, karma, Sincronicidad, funciones psicológicas, “rayos” planetarios, y demás, los astrólogos, en su mayoría, descuidaron lo fundamental en que se basa la astrología: la energía. En realidad, toda la vida física y mental es una manifestación de energía.

Cuando el gran astrólogo Dane Rudhyar escribió: “Los planetas de un mapa representan modos de actividades funcionales dentro de una totalidad organizada”, se refería a las energías específicas que operan en cada uno de nosotros. Probablemente, la razón de que hayamos descuidado la base energética de todos los fenómenos astrológicos es el hecho de que es demasiado evidente. A veces parece más fácil desarrollar acabados esquemas y teorías que abrir nuestros ojos a lo que está directamente frente a nosotros.

Los Signos Zodiacales como Pautas Energéticas

Los cuatro elementos de la astrología (fuego, tierra, aire y agua) son los básicos bloques de construcción de todas las estructuras materiales y tonalidades orgánicas. Cada elemento representa un género básico de energía y consciencia que ópera dentro de cada uno de nosotros. Tal como la física moderna demostró que la energía es materia, estos cuatro elementos se entretejen y combinan para formar toda la materia. Cuando la chispa de vida abandona un cuerpo humano al morir, todos los cuatro elementos se disocian y regresan a su estado prístino. Es sólo la vida misma, que se manifiesta en una totalidad orgánica y viva, la que mantiene juntos a los cuatro elementos. Esos cuatro están en toda persona, aunque cada persona este conscientemente más armonizada con algunos tipos de energías que otros.

Una Perspectiva Espiritual

Todo lo que vemos con los ojos físicos constituido por uno o más de los cinco elementos, a saber, tierra, agua, aire, fuego y éter; y todos estos cinco elementos son enemigos entre sí. Pero con la ayuda del alma, o debido a ésta…, los cinco elementos están contenidos y activos en el cuerpo humano, manifestándolos cada uno según sus propios karmas -en esa proporción, pero todos los cinco elementos están activos, en un grado mayor o menor, en cada cuerpo humano.

El Elemento Fuego – Aries, Leo, Sagitario.

El elemento fuego se refiere a una energía radiante universal, una energía que es excitable, entusiasta y que, a través de la luz, aporta color al mundo. A este elemento C. G. Jung lo correlacionó con la esencia dinámica de la energía psíquica, la energía que fluye espontáneamente de modo inspirado, automotivado. Marc Edmund Jones equipara al fuego con “la experiencia centrada en la identidad personal”, y esto explica porqué las personas con los signos de fuego dominantes en sus mapas son tan auto concentradas y habitualmente más bien impersonales. Se creen canales de “vida” y no pueden ocultar fácilmente su orgullo acerca de este hecho.

Los signos de fuego son ejemplos de espíritus elevados, gran fe en sí mismos, entusiasmo, fuerza sin fin y honradez directa. Necesitan mucha libertad a fin de expresarse naturalmente, y por lo común se aseguran ese espacio mediante tenaz insistencia en su punto de vista. Los signos de fuego pueden también dirigir su energía conscientemente (aunque no siempre con coherencia) mejor que otros signos. Su voluntad de ser y de expresarse libremente es más bien infantiloide en su simplicidad, cualidad que a veces parece cautivar a los demás, pero que en otras ocasiones parece ofensiva para los más cautos y sensibles. Los defectos de los signos de fuego se manifiestan raras veces como resultado de malas intenciones, sino más a menudo simplemente a través de falta de control personal y sensibilidad hacia los demás. Aparecen más bien como tozudos, hasta abrumadores en ocasiones, abalanzándose sobre las cosas con tal apresuramiento que sin intención causan destrucción o hieren sentimientos de los demás.

El Elemento Aire – Acuario, Géminis y Libra.

El elemento aire es la energía vital que se asoció con la respiración y con los que los yogis denominan “prana”. El reino del aire es el mundo de las ideas arquetípicas detrás del velo del mundo físico, la energía cósmica concretada dentro de las pautas específicas del pensamiento. Se asocia con líneas geométricas de fuerza, que funcionan a través de la mente, la energía que modela las pautas de las cosas venideras. Mientras los signos de fuego se interesan por querer que algo sea, los signos de aire enfocan su energía en ideas específicas que aún no se materializaron, y -concentrándose en estas ideas- aseguran que a su tiempo se materialicen. De allí que, aunque a los signos de aire a menudo se los acuse de soñadores sin practicidad, representan un papel en la concreción de la creación en el más amplio nivel social, pues sus ideas pueden a su tiempo entrar en contacto con las vidas de millones de personas.
Marc E. Jones escribe que los signos de aire se ocupan de “la experiencia en su interés por las relaciones teóricas”. El énfasis sobre la teoría y sobre los conceptos de la vida por parte de las personas de signo de aire conduce a que encuentren el modo más compatible de expresión en el aire, en las palabras y el pensamiento abstracto. Los signos de aire tienen la aptitud de desapegarse de la experiencia inmediata de la vida diaria, permitiéndose así obtener objetividad, perspectiva y un enfoque racional de todo lo que hacen. Este desapego también les permite trabajar con eficacia con toda clase de personas, pues no creen necesario comprometerse mucho con las preocupaciones o emociones de los demás personas. Los signos de aire son, de hecho, los demás sociables de todos en el sentido de que pueden apreciar objetivamente los pensamientos de otras personas sin entrar a considerar si están de acuerdo con ellas.

Naturalmente, si los signos de aire se ocupan en demasía de sus ideales abstractos y teorías, pueden desequilibrarse mentalmente y entregarse a toda clase de excentricidad y fanatismo. A menudo carecen de emoción profunda y de aceptación de las limitaciones del cuerpo físico. Pueden sobrevalorar la competencia intelectual y rehusar enfrentar el hecho de que las ideas deben ser puestas a prueba para determinar si funcionan, antes de que puedan atribuírseles gran valor. El pensamiento es una fuerza tan dominante en las vidas de los signos de aire que son más fácilmente amenazados si se ignora sus opiniones o desacredita la calidad de su intelecto.

El Elemento Agua – Piscis, Cáncer y Escorpio

Los que tienen el elemento agua fuertemente activado en sus mapas advierten desde el nacimiento que varios factores intangibles representan un papel mayor en la vida de lo que comúnmente se cree. Los signos de agua están en contacto con sus sentimientos, armonizados con los matices y las sutilezas que muchos otros ni si quiera advierten. El elemento agua representa el reino de la emoción profunda y de las respuestas sentimentales, abarcando desde pasiones compulsivas hasta miedos abrumadores, y una aceptación y un amor omniabarcantes de la creación. Puesto que los sentimientos, por su naturaleza misma, son parcialmente inconscientes, los signos de agua están simultáneamente al tanto del poder de la mente inconsciente y ellos mismos son inconscientes de mucho de lo que realmente los motiva. Cuando están armonizadas con las dimensiones más profundas de la vida con plena consciencia, son los signos más intuitivos y psíquicamente sensitivos. En este caso, los signos de agua están en contacto con la unidad de toda la creación y son capaces de ayudar a los demás por medio de una sensibilidad empática hacia los sentimientos de los semejantes. Sin embargo, cuando, no están plenamente al tanto de sus propios sentimientos, se encuentran acuciados por deseos compulsivos, miedos irracionales y gran supersensibilidad ante la más leve amenaza.

Los signos de agua, como la naturaleza del agua misma, no tienen solidez o forma propia. Por ello son más felices cuando su fluidez se encauza y recibe forma de otro, particularmente de los signos de tierra que tienen la solidez en la que el agua puede confiar y apoyarse. Los signos de agua tienden a no gustar de los jactanciosos o de las personalidades fuertes, como los signos de aire y fuego. Se sienten muy cómodos con quienes sean más bien reservados y reprimidos, lo cual les brinda una mayor sensación de protección y seguridad. Esta cualidad reserva de los signos de agua, de paso, es más bien engañosa; pues, aunque estén calmos por fuera, constantemente hay tormentas que se preparan en niveles más hondos y ocultas napas que pueden arrastrarlos hacia abajo. De hecho, los signos de agua pueden ser a veces sensacionalistas, pues inconscientemente cultivan tormentas y agitaciones emocionales si sus vidas se vuelven demasiado monótonas.

La sensibilidad de los signos de agua es tan grande y tan pronunciada su vulnerabilidad que, si las reacciones emocionales no se controlan y encauzan apropiadamente, eso puede llegar a un estado de inestabilidad emocional y una predisposición a ser demasiado  fácilmente influidos por el más leve viento que sople. La sensibilidad de los signos de agua no debe considerarse debilidad sin embargo, pues el agua tiene gran fuerza y poder penetrante durante un largo periodo, especialmente cuando se encauza de modo concentrado.

Por último, el elemento agua corresponde al proceso de ganar consciencia a través de una comprensión lenta pero segura de los más hondos anhelos del alma. Los signos de agua conocen instintivamente que deben protegerse de influencias externas a fin de asegurarse la calma interior necesaria para la reflexión profunda y la sutileza de la percepción. La comprensión de la naturaleza verdadera de sus emociones y anhelos es un proceso lento y a menudo doloroso, pero en la medida en que quieran enfrentar sus verdaderas motivaciones, tienen la seguridad de acrecentar el contento interior con el curso de los años.

El Elemento Tierra – Capricornio, Tauro y Virgo

Una armonización de este elemento indica que el individuo está en contacto con los sentidos físicos y la realidad de aquí y ahora del mundo material. Los signos de tierra tienden a confiar más en sus sentidos y su razón práctica que en las inspiraciones, consideraciones teóricas o intuiciones de los demás signos. Están armonizados con el mundo de las “formas” que los sentidos y la mente práctica consideran como reales, y su comprensión innata de como el mundo material funciona da a los signos de tierra más paciencia y autodisciplina que los demás signos. Raras veces hay que decirles como adecuarse al mundo de ganarse la vida, proveer a las necesidades básicas y persistir hasta alcanzar una meta. Todas estas cualidades le llegan naturalmente a los del elemento tierra.

Aunque el elemento tierra es uno de los elementos pasivos o “receptivos”, este elemento, como el agua, tiene fuerza de resistencia y persistencia que permite que los signos de tierra siempre tengan cuidado de sí mismos. Aunque no sean parcialmente afirmativos, se manifiestan cuando “lo de ellos” está en peligro o está amenazada su seguridad. Y debido a su eficiencia, son aptos no solo para manifestarse sino también para actuar de modos más bien concretos para asegurarse de que aquello por lo cual trabajaron no se los quiten. El elemento tierra tiende a ser cauto, premeditado, más bien convencional, e insólitamente confiable. Por lo general, son recelosos o dubitativos respecto de personas más vivaces o mentalmente ágiles, y reaccionan ante los signos de aire con algún grado de reserva, aunque estos algo los fascinen.

El comprometerse con el mundo práctico puede limitar a menudo su imaginación si confían demasiado en las cosas como son o parecen ser. Esto puede llevar a una perspectiva estrecha, a una afición a la rutina y al orden, y a una falta total de aptitud para ocuparse de los reinos abstractos y teóricos de la actividad. Más que nada más, los signos de tierra necesitan franquearse a la realidad del mundo invisible y comprometerse en ideales específicos como guías de su actividad.

Texto del libro, Astrologia Psicologia y los cuatro Elementos.

Fuente:www.pneuma.es 

 ©Ahava Iesu

viernes, 27 de septiembre de 2013

LA UVA Y LOS BENEFICIOS DE SU CONSUMO



LA UVA Y SUS BENEFICIOS

La uva es uno de los tres frutos míticos básicos en la cocina mediterránea, junto con la aceituna y el trigo.

La lista de beneficios que aporta es tan larga como sus variedades. Hace miles de años que el hombre lo sabe y la cultiva pues es la suya la primera agricultura conocida.

“Después del verano, la uva llega al mercado”, dice un viejo refrán popular. Octubre y noviembre es la época de la vendimia de este fruto. Pero, rigurosamente otoñal, la uva estará en la mayoría de los hogares como alimento de temporada hasta fin de año. En Nochevieja será el último alimento del año y el primero del siguiente.

El cultivo de este fruto es tan antiguo como el hombre sobre la tierra. Sus orígenes se mezclan con la historia y la leyenda. La vid (vitis vinifera) es originaria de las regiones meridionales del Mar Caspio. Su cultivo, practicado en Oriente y Egipto desde hace más de 3000 años se ha extendido este cultivo actualmente por todo el mundo.

La viticultura no se difundió hasta el siglo III antes de Cristo. Entonces los romanos, que dominaban el Mediterráneo, extendieron este cultivo a todo el área geográfica del sur europeo. Con la caída del Imperio Romano, la vid y su cultivo se abandonó en buena parte, aunque no se perdió en los monasterios y conventos.

* Variedades de Uva

Aunque se conocen más de cinco mil variedades de uvas, son poco más de cuarenta las que han adquirido prestigio entre los consumidores para elaborar vinos. Y menos de veinte la que llegan a la mesa como postre, entre el verano y el año nuevo. Básicamente se recogen seis tipos de uva de mesa:

Moscatel Málaga. Se presenta en forma de racimos grandes y de color amarillo.
Ohanes es una uva de tipo medio y pulpa crujiente que madura en octubre. Si bien no es de las mejores en calidad se cultiva por su resistencia, la cual le permite estar en el mercado hasta abril o mayo.

Napoleón es de septiembre y octubre y presenta unos granos bastante gruesos.

Aledo. Es de granos gruesos y amarillentos. Se recoge en octubre.

Dominga. Se recoge el mismo mes y tiene unos granos gruesos de color blanco y pardo rojizo.

Italia es de granos gruesos y de color amarillo, aunque es la más temprana, del mes de agosto.

Otras variedades de uva son la Almería, Rossetti y Chasetas Ros. En cuanto a la uva negra se puede destacar la de Alicante, de granos violeta y alargados, y la variedad Hamburgo, cuyos frutos son tiernos y dulces.

* Conservación y consumo de Uvas

Las uvas se conservan en el frigorífico sin problemas durante unas semanas. Para ello hay que ponerlas sobre papel de celulosa, pues este absorbe la humedad. Hay que desechar las bolsas de plástico. Tampoco es recomendable colocar los racimos cerca de las manzanas, pues estas aceleran el proceso de maduración de la uva.

La forma más frecuente de tomar la uva es cruda, como postre y bien madura. Es fundamental extremar la higiene y lavarlas antes en abundante agua. Puede combinar bien con algunas carnes, quesos y pescados no grasos, y con otras frutas. Por ejemplo manzanas, peras, melocotones, fresas, kiwis, ciruelas, plátanos, etc. Se utiliza también en ensaladas, zumos, licores, tartas, flanes y confituras.

* Los beneficios de la Uva

La uva es una fruta rica en azúcares, hasta un 16% aproximadamente. Son glucosas y fructuosas, de mejor asimilación que la sacarosa o azúcar blanco. Por ello posee un alto valor calórico, unas 60 calorías por cada cien gramos para el alimento fresco y más de 260 calorías para las uvas pasas, debido a su alta concentración de azúcares. Por otra parte tiene escasas proteínas, apenas grasas, algo de fibra, calcio, hierro, magnesio, fósforo y bastante potasio. También posee cantidades mínimas de sodio, carotenos y vitaminas C, grupo B y ácido fólico.

Desde el punto de vista dietético es una de las frutas más energéticas y útiles, ya que representa un combustible directo para el cerebro. Este emplea la glucosa en muchas de sus funciones. Pero por el contrario es un alimento contraindicado para los diabéticos debido a este alto contenido de glucosa. Tampoco es la fruta ideal para los obesos por su elevado aporte calórico. En cambio es un alimento muy adecuado para niños y ancianos, dada la rápida asimilación de los azúcares y su fácil aprovechamiento.

Uno de los componentes de las uvas y el vino es el denominado resveratrol. Tiene varias características biológicas importantes. Es antiinflamatorio y tiene efectos sobre el metabolismo de los lípidos. Protege al corazón al reducir el nivel de colesterol. Y además inhibe la agregación de las plaquetas en la sangre. Con ello la sangre es menos espesa y se evita la formación de los coágulos sanguíneos que desencadenan los infartos cardiacos y cerebrales.


***10 Beneficios de consumir uva***

1.- En primer lugar la uva es un poderoso antioxidante natural, ya que contiene proantocianidinas. Además es un alcalinizante, por lo que purifica la sangre.

2.- Debido a su particular composición, estas frutas poseen un efecto diurético beneficioso en caso de hiperuricemia o gota y litiasis renal (favorece la eliminación de ácido úrico y sus sales), hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a retención de líquidos.

3.- Su consumo puede evitar el desarrollo de células cancerígenas, ya que un compuesto que se encuentra en la piel de las uvas llamado resveratrol ayuda al control de la enfermedad.

4.- Las uvas contienen taninos y ácidos cafeicos, potentes bactericidas.

5.- Otra de las propiedades de la uva es su poder para limpiar los intestinos y evitar el estreñimiento, por lo cual es un laxante suave natural.

6.- Es una fuente de azúcares y carbohidratos útiles para todos aquellos que necesiten energía extra: estudiantes, deportistas, personas con bajos niveles de azúcar en sangre. Esta propiedad de la uva aumenta cuando la consumimos en forma de pasa.

7.- Las propiedades del vino, debido a la presencia de alcohol y fenoles, ayuda a reducir el colesterol en sangre, mejorando la circulación y previniendo los problemas cardiovasculares.

8.- Aplicadas tópicamente, las uvas son ideales para la belleza de la piel, ya que permiten una correcta hidratación.

9.- Si utilizamos la pulpa en el rostro durante media hora elimina arrugas, marcas de expresión y la resequedad de la piel. Por su parte, el jugo puede ayudarte a tratar eczemas, picazón, granos o conjuntivitis.

10.- Las uvas son buenas para la hipertensión arterial, así como para prevenir la formación de cataratas, protegiendo la visión, y ayudando a prevenir la inflamación.

* La piel de uva

La uva es una fruta exquisita pero además sus pepitas tienen la posibilidad de ser una fuente insospechada de beneficios para la piel. En la cutícula de la pepita existe un activo denominado polifenol. Este es un poderoso neutralizador de los radicales libres. Estos son los principales responsables del envejecimiento cutáneo. El poder enzimático de este activo es fundamental, ya que se opone al deterioro de las fibras de colágeno y elastina.

El polifenol es más eficaz que la vitamina E en la lucha contra los radicales libres. Es así porque tiene la propiedad de fijarse allí donde se forman. También es un gran cicatrizante y una gran protección contra las agresiones en la piel, especialmente las provocadas por el sol y la polución.

* La cura de la Uva

Este es un excelente método de desintoxicación del organismo. Se suele realizar en otoño. Puede adoptar varias formas. La primera consiste en comer única y exclusivamente uva, tres o cuatro veces al día y durante varios días. Entre tres y cinco es el tiempo más recomendable. Por otra parte también se puede combinar la ingestión de uvas con otras frutas de temporada. Por ejemplo las manzanas, peras, melón y melocotones.

Otra forma es la de alternar un desayuno y una cena a base de uvas y frutas con una ensalada al mediodía. Por último, la cura de la uva se puede ceñir únicamente a comer abundante cantidad de uva antes del desayuno y comida. A la vez se debería cenar sólo yogur o fruta.




© Ahava Iesu

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...