Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

domingo, 28 de julio de 2013

29 DE JULIO DE 2013 ~ CONVERGENCIA ARMÓNICA EN EL CIELO. LA ESTRELLA DE DAVID





29 de Julio de 2013 ~ Convergencia Armónica en el Cielo
La Estrella de David

Los tiempos se aceleran. Las luces y sus contrastes se hacen presentes con mayor frecuencia en nuestras vidas.

Las Grandes Configuraciones planetarias, que antes ocurrían excepcionalmente, parecen formar fila para mostrarnos una geometría celestial, que nos desafía y nos abre ventanas de oportunidades que eran impensables hace apenas meses.

El 29 de Julio, se formará un hexagrama en el cielo. Le llamo hexagrama, porque en una carta astrológica lo vemos plano, pero en realidad, se forma una figura geométrica compleja, una estrella tetraédrica, un vehículo energético que promueve la ascensión y los saltos de consciencia. Esta Estrella, es también un Portal.

La Estrella está formada por sextiles, que son aspectos dinámicos, de colaboración y de activación de recursos y herramientas. Los sextiles nos dicen que podemos alcanzar nuestro objetivo, si simplemente nos animamos y nos permitimos desplazarnos al ritmo de lo que aparece, usando lo que tenemos a mano. Los sextiles nos orientan a actuar, un poco por prueba y error, pero a actuar. Y nos abren Oportunidades para la acción.

Al caer en signos femeninos, estas oportunidades emergen en el campo de lo que percibimos, y en el campo de nuestra capacidad de paciente construcción. Con este Gran Sextil, podemos animarnos a percibir como posibles nuestros nuevos horizontes, a sentirlos y perfilarlos, ordenarlos y decirles que sí.

Nos están impulsando a examinar todos los recursos con los que contamos y en base a ellos, comenzar a tejer la trama de la vida que queremos vivir. También nos dan luces para discernir acerca de cómo avanzar, utilizando todo lo que tenemos guardado, esperando a ser usado. Todos estos son atributos de la Energía Femenina Universal.

Estos sextiles forman un hexagrama, que a su vez contiene en su interior dos grandes trígonos, uno en Agua y otro en Tierra.

El trígono es un aspecto que indica armonía, fluidez, y facilidad de expresión.

Lo primero que salta a la vista, es la activación de los elementos femeninos, Agua y Tierra, lo que nos habla de un Portal abierto a la energía de la Diosa, y de la Diosa Madre, como Madre Tierra.

Así, más que una configuración que nos lleva a los altos reinos del Espíritu, ésta amplifica todo lo que tiene que ver con lo humano y cotidiano, a mirar cómo tenemos nuestra relación con nuestro cuerpo, nuestras aguas (sentimientos) nuestro hogar, y nuestro Planeta.

Tiempo de mayores revelaciones acerca de todo lo que podemos hacer con el Agua para nuestra salud, bienestar y evolución consciente. El Agua nos está desvelando sus secretos, a partir de la investigación de Masaru Emoto, que señala que el agua que compone el planeta, viene del cosmos, a través de meteoritos de hielo, y que tiene memoria, es decir, que es Consciente. Así es que, si el agua tiene memoria, con el Agua, podemos arrastrar y limpiar, si ella está viva, prácticamente todo lo que ya no vibra con nuestra evolución y bienestar. El cristal de Agua Viva, del Agua que ha vuelto a su diseño original, está formado por seis lados!

Si quieres investigar más sobre los Mensajes Secretos del Agua, te recomiendo este video:


Volviendo a nuestra Estrella de David, por ser una configuración en los elementos femeninos, nos invita a ser activos en experimentar hasta dónde estamos abiertos, hasta dónde somos realmente Receptivos a lo que necesitamos y pedimos de la vida.

Puede que nos ponga delante de la nariz nuestras necesidades reales. Por ejemplo, que nos muestre cómo los objetos de consumo, o la comida, nos son propuestos en lugar de lanzarnos al riesgo que implica una mayor intimidad con nuestros seres queridos, y un encuentro más de cerca con nuestros propia sensualidad, sexualidad, y con nuestros sentimientos.

El primer Gran Trígono está compuesto por Venus, la Luna y Plutón.

La Luna en Tauro nos invita a recuperar el placer de las cosas sencillas y ligadas a la naturaleza.

Venus en Virgo nos abre posibilidades de ver la belleza que viene cuando cuidamos con detalle nuestro cuerpo físico.

Enlazadas con Plutón, una urgencia por el cambio puede que empuje desde dentro.

En oposición a Neptuno, saldrán a la superficie las formas en que las mujeres hemos sido programadas para perdernos detrás de ideales de ser físicamente perfectas. Si permitimos a este programa crecer como un virus dentro de nosotras, no nos queda tiempo para conocer el tremendo poder interno de ser vasos contenedores de una Esencia preciosa. Ella empuja por realizarse en cada uno de nuestros sueños, libre de la obsesión de la “perfección”, a través de nuestros gustos, pasiones y proyectos.

Este programa, en el hombre se disfraza de la obligación de ser eficiente y de dar la talla en sus funciones masculinas, la obsesión del rendimiento, que tanto dolor y culpa pone sobre las espaldas del hombre sensible. Muchos hombres, llegada la edad madura, se ven atormentados por sentir que no han “cumplido” con el rol masculino de ser exitoso y de tener una buena performance en todo. El guerrero pacífico que quiere crecer en ellos, empuja esto hacia fuera, para que sea visto y sanado. Sólo entonces el Hombre Nuevo emerge, con su creatividad, su corazón abierto, y su postura serena y segura en la tierra que pisa.

Es posible que, con este Portal Estelar, comiencen a formarse grupos masculinos, así como nosotras nos reunimos en grupos de mujeres. En esos grupos, los hombres pueden darse a si mismos, las iniciaciones al Guerrero Pacífico que sus padres y maestros no pudieron darles. Hacen falta Hombres Lunares, hombres conscientes de su fuerza, y sensibles para dejarse dirigir por sus Maestros Internos.

Nosotras, las Mujeres Radiantes, podemos ayudar a este proceso, absteniéndonos de juzgar a los hombres con patrones o hechos del pasado, limpiando nuestras heridas, alejándonos del abuso en forma inmediata, y manteniendo viva en nuestro corazón, la idea semilla del Hombre Nuevo.

El otro Gran Trígono, está formado por Marte y Júpiter en Cáncer, Saturno en Escorpio, y Neptuno en Piscis.

Marte y Júpiter en Cáncer nos llevan a actuar y amplificar luces sobre los escenarios cotidianos y familiares.

Nos hacen replantearnos lo que estamos permitiendo que ocurra con nuestros alimentos, cuando no examinamos lo que nos llevamos a la boca, o cuando olvidamos dar gracias y recorrer en sentido inverso el camino de un alimento que ha llegado a la mesa. Porque todo lo que ponemos en nuestro cuerpo, no es sustancia neutra, viene con información previa, que ha tomado en su memoria, por medio del agua que lo compone.

Muchos niños en el mundo, cuando se les pide que dibujen un pollo, dibujan el pollo que ven en las neveras de los supermercados. Parte del despertar de consciencia, es abarcar cada vez más acerca de lo que tenemos delante.

Pensar en la vida de la vaca que luego se convierte en nuestro asado, encerrada en un redil de metro y medio, y sin poder moverse desde que nace hasta que muere, puede que nos explique por qué, a veces, nos sentimos presos de una circunstancia, encarcelados, o por qué a veces tenemos tremendas ganas de llorar con una tristeza que no sabemos de dónde viene. Estamos en contacto con el cuerpo de dolor de todos los seres vivientes. Y sólo desde la consciencia, y subiendo nuestra propia frecuencia, podemos desenganchar y crear una vida real y mejor para todos. Porque cada vez que uno de nosotros se libera del sufrimiento, libera al Todo.

Marte y Júpiter juntos, pueden hacernos lanzarnos con demasiada energía, o activar un extremo fluir de nuestro mundo de emociones. Así es que, ser cautos en lo que decimos y compartimos, hacerlo desde la suavidad y la dulzura, puede ser aconsejable.

De todos modos, si la energía empuja tan fuerte que nos lleva a meter la pata en nuestras relaciones, siempre estamos a tiempo de reexaminar, aclarar, y reparar. Cuando estamos enamorados de nuestra naturaleza esencial, es mucho más fácil sentir compasión y paciencia hacia nuestra humanidad, y corregir.

Este Gran Sextil nos pone frente a nuestra Humanidad, y nos lleva a honrarnos como seres humanos en el camino del despertar, y a honrar todo lo que tiene que ver con lo Humano y lo Terrestre.

Marte y Júpiter hacen trígono con Saturno en Escorpio, y Neptuno en Piscis. Neptuno nos abre a las grandes mareas del inconsciente colectivo, (sentir la tristeza de la vaca, por ejemplo, o el temor inducido a la falta de dinero).

Saturno en Escorpio nos ayuda a encontrar nuestras propias fronteras y límites, y a ser frugales, a necesitar poco, a dejar ir lo superfluo. Lo superfluo puede convertirse en un obstáculo para fluir hacia una mayor consciencia, como la basura que, dejada en la calle, bloquea el agua y genera inundación.

Por detrás de toda esta armonía, que de todos modos, por contener mucha energía, puede desencadenar desbordes, la cuadratura de Plutón y Urano sigue tejiendo su necesario trabajo de parto, y así seguirá, hasta el 2015.

Estamos en tiempos del final de una forma de vivir la vida, y cualquier estructura que sentimos como segura, puede desaparecer, para dar paso a una nueva, completamente nueva y desconocida.

Aquí va una Meditación para estos días del Gran Sextil. No importa si la haces más temprano o más tarde. Si puedes ese día, perfecto. Si no puedes, no te preocupes, recuerda que el tiempo es ilusorio, y, como Consciencia Infinita que eres, si decides ir a ese tiempo, allí estarás....


Desde mi corazón al tuyo.

Alana Messineo.

Más información:



©Ahava Iesu

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...