Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

lunes, 4 de junio de 2012

EL TRÁNSITO DE VENUS DEL 5 AL 6 DE JUNIO DE 2012




Este 5 de Junio entre las 22:09:30 hora (H. Universal) del 5 de Junio y las 04:49:35 horas (H. Universal) del 6 de Junio, el planeta Venus pasará frente al Sol, en un espectáculo único que podrá ser observado por millones de personas desde casi toda la Tierra, con la excepción de algunos países como Chile, Argentina, Bolivia, Uruguay, las Guyanas y la mayor parte del Brasil, además de España, Portugal y algunos países africanos.

Es un evento que no se volverá a repetir durante la vida de nadie en la Tierra, ya que el próximo tránsito de Venus ocurrirá en el 2117.

Para observarlo se requiere un telescopio o al menos unos binoculares, ya que la sombra de Venus es demasiado pequeña para ser observada a simple vista. Esto constituye un serio peligro, ya que observar el Sol con un telescopio puede causar severos daños a la vista, por lo que se recomienda hacerlo con telescopios equipados de filtros especiales, por proyección o, más seguro todavía: seguirlo por internet.

En América del Sur se podrá ver parte del tránsito al atardecer desde Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela.
Desde Centro América y América del Norte también será visible al atardecer, según la carta que mostramos arriba. Desde Europa, Medio Oriente y la mitad de África y Australia podrán verlo al amanecer, mientras que desde Alaska, parte de Canadá, Asia, Filipinas y parte de Australia y Oceanía podrán ver todo el tránsito.

Pero hay un consuelo, el tránsito será transmitido en directo por varias instituciones como el Columbus State University’s Coca-Cola Space Science Center de Georgia, EUA, que se unirán a la NASA para mostrar el evento a todo el mundo con total seguridad.

El tránsito de este año durará casi 7 horas, dando una gran oportunidad a los observadores de todo el mundo.

El último tránsito de Venus fue visto desde la Tierra el 8 de Junio 2004. Estos eventos ocurren en tandas de dos separados por períodos de ocho años, la próxima tanda de tránsitos de Venus comenzará el 11 de diciembre 2117 y será seguido por el del 8 de diciembre 2125.

Que los planetas Venus y Mercurio pasaban en tránsitos frente al Sol, fue descubierto en siglo XVII por Halley, y el primero fue observado en 1769.

El "Transito de Venus" anterior ocurrió en 1882, y se utilizó para medir con precisión la distancia entre la Tierra y el Sol. Si alguien se lo perdió el del 2 de Junio pasado y quiere ser testigo de este evento, tendrá una última oportunidad el 6 de Junio del 2012, ya que después de ese no habrá otro hasta el 11 de Diciembre del 2117.

Los Tránsitos de Venus sirven además para medir el estado de la tecnología astronómica.
Cronología de la observación de los tránsitos de Venus:

1691: El astrónomo inglés Edmund Halley demuestra que es posible medir la distancia entre la Tierra y el Sol, midiendo primero la distancia entre la Tierra a Venus, durante un Tránsito. Se calcula observando el momento de los contactos con el borde solar, cronometrados desde lugares muy distantes entre sí, utilizando la paralaje. Halley además calcula las fechas de los próximos tránsitos del planeta frente al Sol: El primer Tránsito de Venus posible de medir ocurriría en 1761, le seguiría el de 1769.

1761: Varios equipos internacionales fracasan al tratar de cronometrar el Tránsito de Venus, el clima y otros factores echaron a perder los datos.

1769: Más de 30 expediciones a través del mundo observan el Tránsito de Venus utilizando telescopios y cronómetros. Desde Tahiti el Capitán James Cook, el astrónomo Charles Green, el naturalista Joseph Banks, de la expedición científica inglesa de la nave, HMB Endeavour; el Rey Tarróa de Tahiti y su hermana Nuna, observan el Tránsito de Venus utilizando telescopios. Sin embargo tienen diferencias de 42 segundos en las mediciones que realizan Cook y Green independientemente, uno al lado del otro. Reuniendo los datos recogidos en todo el mundo se determina por primera vez la distancia entre la Tierra y el Sol.

1874: Es observado desde muchos lugares del mundo y se afina el cálculo del paralaje, entre 8,76 y 8,88 segundos de arco.

1882: Es observado por cientos de astrónomos profesionales y aficionados. En base a los cálculos obtenidos, la Unión Internacional Astronómica determina en 1976 que el paralaje medio solar es de: 8,794148 segundos de arco.

2004: Es observado por cientos de miles de astrónomos profesionales, aficionados y público en general que siguen el evento por Internet, la televisión y la prensa. Por primera vez se observa también desde el espacio.

2012: ?

2117: ?


El último eclipse del siglo del planeta Venus 

¡Meditación del Amor!




Venus pasará frente al Sol por octava vez

¡No se repetirá hasta dentro de 105 años!


Un evento cósmico poco frecuente

Uno de los acontecimientos más esperados en el mundo de la Astronomía ocurrirá el próximo 5 de junio, se trata del “tránsito de Venus”, un eclipse singular que no se repetirá hasta el próximo siglo.

En efecto, el último tránsito de Venus ocurrió el 8 de junio del 2004 después de 142 años considerándose un “par” con el del 5 de junio del 2012. El próximo evento similar tendrá lugar en el siglo XXII, el 11 de diciembre de 2117, o sea de aquí a 105 años. Se trata de un evento muy poco frecuente ya que ocurren cuatro tránsitos en un período de 243 años.

En ese momento Venus pasará por delante del Sol, visto desde la Tierra y los tres planetas estarán alineados, o sea, ocurrirá una alineación planetaria.

Quienes no tienen idea de lo que significa una alineación y escuchan el término por primera vez tienden a intimidarse, sobre todo cuando está acompañado de comentarios de personas totalmente desconocedoras de ese hermoso movimiento cósmico que auguran “calamidades y desastres”.

Estos alineamientos se vienen produciendo desde que desde hace más de 4 000 años han ocurrido 81 tránsitos conocidos, aunque por supuesto, anteriormente ocurrieron otros, que no se reportaron por razones obvias y no tienen que ver nada con el "fin de los tiempos, ni el fin del mundo, ni juicios finales" ni nada semejante.
El tránsito de Venus, el alineamiento planetario con el Sol, no es nada nuevo, lleva siglos ocurriendo, pero como están separados uno de otros por más de un siglo, nos atraen ya que la posibilidad de poder ver más del famoso par –o sea los tránsitos que ocurren con una diferencia de ocho años- no vuelven a suceder hasta después de más de cien años. De ahí que una persona, en su vida solamente pueda ver uno o dos de estos eclipses de Venus.
Dónde se verá:

 

Para ver el eclipse hay que tener mucho cuidado porque el Sol no se debe ver directamente ya que se dañaría la retina y existe el peligro de ceguera o problemas serios en la vista. Se deben usar lentes especiales, preferentemente parecidos a los que usan los soldadores y no se ha de mantener la vista fija en el Sol más de unos cinco minutos. Evita los binoculares y telescopios que no estén preparados adecuadamente para ver nuestra estrella –el Sol- o sea, lentes diseñados con ese fin que, para cumplir su función deben filtrar el 100% de la radiación infrarroja, el 100% de la ultravioleta y el 99.9% de la luz visible. Se seguirán los lugares donde pasa como puedes ver en esta información de la NASA con un mapa.

Es importante señalar que ni las placas de radiografía, ni el vidrio ahumado entre otros productos, que se promueven con ocasión de estos fenómenos, protegen debidamente la visión, por el contrario la desprotegen y su efecto es similar a ver el fenómeno a ojo descubierto. En el momento no se siente dolor ni molestia, pero el daño ya está hecho y suele ser irreparable.

Tiempo de meditación

Este maravilloso acontecimiento servirá como punto de referencia o unión para que millones de personas en todo el mundo hagan un alto en sus actividades diarias y dediquen aunque sea unos minutos a la contemplación y la meditación, a ocupar la mente en algo hermoso dejando un poco las preocupaciones de índole material que a veces nos agobian –problemas económicos, familiares, legales, laborales, sentimentales, de salud, y de todo tipo- reflexionando con más detenimiento en lo que verdaderamente es grande y hermoso en el Universo.

Este tránsito servirá para unir a millones de personas en diferentes puntos del planeta para concentrar su energía en un punto común: la paz mundial, la preservación del planeta, el cuidado al medio ambiente, la convivencia y tolerancia entre todos los seres humanos.

Este año no será diferente y se están organizando núcleos de meditación por la paz mundial independientemente de la religión, etnia, clase social, creencia o no creencia que se tenga.

La idea es unir voluntades y lograr, con ese abrazo metafórico y simbólico crear un campo energético mundial en el que al menos, por algunas horas, haya muchos seres humanos llenándose de ideas positivas y pensando en algo hermoso. No se trata de ningún “mal augurio, ni señal de nada fuera de lo común” ni anuncia ninguna calamidad ni ningún “fin del mundo” simplemente es un bellísimo espectáculo que nos puede enseñar a ser un poco más humildes y más sencillos.

Profesor Zellagro




Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...