Chat gratis

Gracias por estar aquí

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que unen la Tierra con el Cielo

sábado, 31 de diciembre de 2011

DESDE MI VENTANA... LA VIDA ES.





Desde mi ventana… la vida es.

Hoy, desde mi ventana, recibí el regalo del mar.
Me visitó un cielo azul en el que un Sol brillante lucía en lo alto
y en el agua se reflejaba el resplandor de un camino dorado con dirección al infinito.

Conchitas nacaradas salpicaban la arena como si fueran
dulces presentes esperando a ser recogidos por
gordezuelos deditos de alegres infantes.

Grandes olas de plata se alzaban en blanco y transparente movimiento
hacia la paya, arremolinándose en la orilla,
dejando estelas plateadas en la arena
para ser de nuevo lamidas, bañadas y sustituidas por nuevas,
en un atávico vaivén tan ancestral como el tiempo.

La brisa era cálida, suave.
Se escuchaba el tranquilizador susurro del mar.
Las gaviotas volaban en libertad por un inmenso manto azul, sin límites.
Y a lo lejos, se escuchaban las risas cantarinas de los niños
perdidos en su juego.

Desde mi ventana, el Universo me regaló un mundo
donde reinaba la paz, donde el silencio sabía a canto celestial,
donde todo era color y risas y deliciosos sabores a libertad.

Desde mi ventana pude tocar el sol, bañarme en aguas cálidas,
purificar mi cuerpo e imaginar que el mundo que quiero 
para mí, para ti, para todos, es posible.

Desde mi ventana sentí que no es tan difícil llegar al cielo,
alcanzar las estrellas y vivir cada sueño estando muy despierto.

Desde  lo que soy, me di cuenta, de que la vida pasa, de que no espera,
de que sucede a cada instante, mientras tú; distraído,
buscas el momento oportuno para vivirla, para meterte en ella,
sin darte cuenta de que te lo estás perdiendo todo
porque la vida no espera, simplemente sucede mientras la planeas.

Siéntela, siente la vida en cada respiración,
en cada latido de tu corazón, en cada instante,
en lo que eres, en lo que sientes, en lo que recibes y lo que devuelves.

Siente la magia y el poder de estar vivo,
de ser consciente de lo que ocurre a tu alrededor, en ti mismo.
Siente la magia de esa chispa divina de energía que se instala en tu corazón
para llenarlo de luz, para hacerlo brillar, para darle calor,
para iluminarte por entero.

Esta vida es un regalo que no volverá a repetirse, no lo desperdicies.
de ti y sólo de ti depende lo que hagas con ella.
Juega, respira, disfruta, ama, ríe, sé feliz.
Perdona, olvida, agradece y vive.

© Ahava Iesu

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...