Chat gratis

Gracias por Estar. ¡Buen Camino!

Somos Puentes de Luz que Unen la Tierra con el Cielo

Somos Puentes de Luz que Unen la Tierra con el Cielo

miércoles, 11 de mayo de 2011

CÓMO MEDITAR


ALGUNAS NOCIONES BÁSICAS PARA MEDITAR

Realmente las meditaciones no deberían estar pautadas o guiadas, aunque existen infinidad de tipos diferentes de meditaciones guiadas a distintos elementos de la naturaleza, a los chakras, los colores, los campos áuricos... Este tipo de meditaciones están bien para hacer cuando lo deseemos, pero para el día a día, lo que tenemos que aprender es que "meditar" es estar con uno mismo, en equilibrio, con paz interior y en el silencio interno. Que se puede meditar a cualquier hora y en cualquier lugar, haciendo cualquier cosa, puesto que meditar no es más que tomar conciencia de uno mismo.

Pero para todos aquellos que siempre os habéis preguntado cómo se medita o qué hace la gente para meditar, aquí os pongo unas pautas a seguir, utilizad vuestro sentido común para tomar aquello que os resulte útil y desechad lo que no os convenga, puesto que lo único necesario para hacer una meditación eres tú, tu voluntad de querer hacerlo y que te concentres en tu respiración.

Pasos a seguir para conseguir una buena meditación:

1. El mejor momento para meditar es por la mañana al levantarse (cuanto más temprano mejor), el estado mental es el más idóneo, es el momento de máxima quietud y de mínimo desgaste de energía.

2. Establece una rutina, si conviertes la meditación en un hábito, será tu propio cuerpo quien necesitará de ella para estar bien, del mismo modo que limpias tu cuerpo cuando te duchas, tu alma necesitará limpiarse a través de esta “ducha” interior.

Procura que sea en el mismo lugar y la misma hora, pues te ayudará a crear un hábito. Esto es importante porque la energía que generamos impregnará el lugar donde estemos y éste acabará convirtiéndose en un templo, en un lugar sagrado que elevará su energía vibracional.

3. Intenta hacerlo durante 21 días seguidos, es el tiempo que necesita el ser humano para integrar y generar un hábito.

4. Tiempo. 20 minutos, los mejores 20 minutos del día. Es el mejor regalo que te puedes hacer.

5. Ponte en una posición cómoda. Sentado en una silla donde puedas apoyar el sacro para alinear la columna y que los pies estén tocando el suelo y la parte superior de tu cabeza esté mirando el cielo. Puedes poner las manos sobre los muslos, puedes hacer algún mudra [1] con las manos si lo deseas. O bien, sentado en la postura de la flor de loto en el suelo si te resulta confortable. Lo más importante es que la columna esté alineada y te sientas cómodo.

6.  Orientación hacia la salida del sol, hacia oriente. Mirada y frente dirigidas hacia oriente. La energía entra por el este a través del sol.

7.  Puedes utilizar un Mantra [2] o una frase semilla. El más común es el mantra “OM”, además con él podrás bajar las ondas mentales para reequilibrar el prana, la energía. También puedes escuchar música suave, poner incienso y encender una vela. Todo esto no es necesario porque lo que tienes que hacer realmente es concentrarte en tu respiración para encontrar el SILENCIO, y el silencio te dará el olor, el color, el sonido, el amor y la luz que necesitas.

8.  Constancia y atención son el secreto del éxito en la meditación. Día a día, paso a paso, gota a gota irás encontrado segundos de silencio donde habrás conectado con el alma. Cuando lleves un año haciéndola todos los días tendrás un pequeño lago de momentos de silencio, de verdadero despertar, de ser consciente…

9.  Relajar el cuerpo. Para poder olvidarse del cuerpo, primero hay que acordarse de él, para ello dirige tu atención consciente hacia el cuerpo y escúchalo. Después genera una corriente ascendente de gratitud y lo recorres de abajo hacia arriba agradeciendo a cada parte, los pies, las piernas, las rodilla, pantorrillas… Al mismo tiempo podemos ordenarle que se relaje. Concluye el ejercicio relajando el entrecejo y dibujando una sonrisa interior, una sonrisa que resida en el hogar y la calidez de tu corazón y se refleje en tu rostro.

10.  Conéctate con el Ritmo. Concéntrate en la respiración, estate atento al ritmo y a la pausa. Vivir es respirar, la respiración lo es todo. Cuando pierdes el control y estás fuera de ti mismo, es porque has dejado de respirar. Dirige la conciencia a la respiración y obsérvala, cuando el observador (el alma) está en su centro, está en el silencio.

Observa, inspiración-pausa inspiratoria, espiración-pausa espiratoria. No te olvides de la pausa, en la pausa está la vida. Al observar la respiración, ésta se hace más profunda, más rítmica y más pausada, más lenta.

Pensamiento semilla: “Mi respiración es profunda, lenta, pausada y rítmica.”

11.  Dirige la conciencia al entrecejo y visualiza una llamita, un sol, un punto de luz. En este punto del entrecejo se alinea la triple personalidad. Se fusionan el cuerpo físico, con el campo mental y emocional. Se sincronizan, entonces se vuelve transparente porque es armónico y coherente y se convierte en un cristal, en un diamante de color azul índigo, que es el color del cielo de la media noche, del sol, la radiación del alma, la luz del alma.

Si te resulta difícil visualizar la luz, puedes encender una vela y mirar fijamente la llama, si llega un momento en el que tus ojos de cierran, déjalos así. Si te vuelves a desconcentrar en algún momento, los abres de nuevo y vuelves a mirar la llama fijamente.


Cuando comenzamos a meditar, puede parecer que en lugar de aclararse las cosas y mejorar, todo se nubla y aparecen las tinieblas, eso ocurre porque empezamos a remover las basuras, los lastres, las miserias y todo eso que acumulamos en los fondos de nuestro interior sale a la superficie. Sólo debes tener la paciencia, la constancia y la perseverancia necesarias para conseguir un ritmo y con ello, la luz de tu alma disipará las tinieblas, la oscuridad, las sombras y empezaras a obtener los resultados positivos de tu esfuerzo.

La luz siempre vence a la oscuridad, de eso no te quepa la menor duda.

Hay muchos tipos de meditación, ninguna es mejor que otra por lo que se puede seguir cualquiera de ellas, lo importante es no anquilosarse en nada, abrir la mente y variar. Si practicas alguna en concreto y te gusta, sigue utilizándola pero no pretendas convencer a nadie de que es la mejor. Somos diferentes, es por ello que lo que a una persona le puede funcionar muy bien a otra no le guste, por tanto nada es mejor o peor, simplemente es distinto. Fíate de tu instinto porque el instinto y el sentido común te ayudarán a ser coherente.

 Mudras

[1] Los mudras son movimientos de energía que se realizan con las manos y los dedos uniéndolos entre sí para abrir o cerrar círculos de energía. Se utilizan para armonizarse durante las meditaciones y/o relajaciones. Hay diferentes tipos de Mudras, los más básicos son:

- Armonía: juntamos los dedos índice y pulgar de ambas manos y el resto los dejamos estirados con las palmas hacia arriba.

- Sabiduría: se une el pulgar con el dedo medio y el resto se dejan estirados, el círculo de energía te conecta con la sabiduría universal.

- Energía y Vitalidad: uniendo las yemas de los dedos pulgar y anular dejando el resto de los dedos extendidos, ayuda a revitalizarte cuando estás cansado.

- El Vacío: Se colocan los dedos de la mano derecha sobre los de la mano izquierda y se curvan juntando los pulgares de ambas manos, es como si formaras un círculo con tus manos que colocarás a la altura de la cicatriz umbilical. Facilita el vacío de la mente para poder conectar con el espíritu, tu Yo Superior.

- Y el del Amor: unes las palmas de las manos y las pones sobre el corazón como si estuvieras haciendo una oración, se utiliza para conectar con la fuerza del amor que se encuentra en el centro de nuestros corazones. Las manos tienen que estar relajadas, sin forzar los dedos a la hora de realizar los Mudras, se utilizan ambas manos. Estos son los más sencillos hay muchos más.

[2] El Mantra es una vibración sonora que sirve para liberar la mente. Se pueden decir en voz alta o internamente de modo rítmico y repetitivo. Se pueden utilizar para concentrar nuestra atención en algo, pues ayuda a limpiar y purificar tanto la mente como el entorno. Se pueden cantar en cualquier momento o a cualquier hora del día, el efecto será inmediato. Uno de los más utilizados y poderosos es el mantra “Om” que ayuda a aquietar la mente bajando la emisión de ondas mentales y dejando aflorar un estado de paz y felicidad infinita. Se dice que es la vibración original de donde proviene toda la creación.

Muy conocido también es el de Hare Krisna: “HARE KRISNA HARE KRISNA KRISNA KRISNA HARE HARE HARE RAMA HARE RAMA RAMA RAMA HARE HARE”.

Puedes utilizar cualquier palabra o frase semilla que quieras, lo importante es concentrarte y esa concentración hará que tu mente se olvide de todo lo demás y tus pensamientos se hagan más claros.

Espero no haberme olvidado de ningún paso importante, pero si es así podéis dejarnos comentarios contándonos cómo lo hacéis vosotros para que todos podamos aprender.

*****
Este artículo lo escribí hace un tiempo y cuando comencé con la página en Facebook lo publiqué como una nota. Pero hoy he sentido que tiene que tener mayor difusión y creo que directamente en la página central del blog le hago más honor, dándole la importancia que se merece pues creo que meditar es uno de los pasos más básicos para el inicio del cambio, y algo de lo que no puedes prescindir una vez que te has acostumbrado a ello.

A veces pienso que éstas cosas ya las sabe todo el mundo y no son muy útiles, pero creo que me equivoco, que hay mucha gente empezando a cambiar sus vidas y que siempre viene bien (aunque ya sepamos mucho) un recordatorio de las cosas más básicas. Simplemente traemos de nuevo a la memoria aquello que ya sabemos :)

Doy las gracias a Susana Caballero, que es seguidora de la página en Facebook que me ha hecho recordar estas "Nociones básicas para Meditar".

Namasté


© Fran S

Síguenos en Facebook dándole al botón "Me gusta"

Conócete a Través de la Numerología

La Frase del Día...

La Receta de Hoy...